Sura [65] El Divorcio Al Tálaq

Aya
Al Tálaq
Escuchar
El Significado
Bismillaahir-Rahmaanir-Rahiim
  
En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso,
1
Yā ‘Ayyuhā An-Nabīyu ‘Idhā Ţallaqtumu An-Nisā’ Faţalliqūhunna Li`iddatihinna Wa ‘Aĥşū Al-`Iddata Wa Attaqū Al-Laha Rabbakum Lā ۖ Tukhrijūhunna Min Buyūtihinna ۖ Wa Lā Yakhrujna ‘Illā ‘An Ya’tīna Bifāĥishatin Mubayyinatin Wa Tilka Ĥudūdu Al-Lahi Wa Man ۚ Yata`adda Ĥudūda Al-Lahi ۚ Faqad Žalama Nafsahu Lā Tadrī La`alla Al-Laha ۚ Yuĥdithu Ba`da Dhālika ‘Amrāan
¡OH PROFETA! Cuando divorciéis a las mujeres, hacedlo con vistas al período de espera señalado para ellas, y calculad [bien] el período, y sed conscientes de Dios, vuestro Sustentador. No las expulséis de sus casas; y tampoco deberán [verse obligadas a] marcharse salvo que sean culpables de una indecencia manifiesta. Estos son los límites fijados por Dios –y quien transgrede los límites fijados por Dios peca en verdad contra sí mismo: [pues, Oh hombre,] sin saberlo tú, puede que después de esa [primera ruptura] Dios haga surgir algo nuevo.
2
Fa’idhā Balaghna ‘Ajalahunna Fa’amsikūhunna Bima`rūfin ‘Aw Fāriqūhunna Bima`rūfin Wa ‘Ash/hidū Dhaway `Adlin Minkum Wa ‘Aqīmū Ash-Shahādata Lillahi ۚ Dhālikum Yū`ažu Bihi Man Kāna Yu’uminu Bil-Lahi Wa Al-Yawmi Al-‘Ākhiri ۚ Wa Man Yattaqi Al-Laha Yaj`al Lahu Makhrajāan
 
Luego, cuando lleguen al final de su período de espera, o bien las retenéis en forma honorable o las dejáis ir en forma honorable. Y que dos personas justas de vuestra comunidad sean testigos [de lo que habéis decidido]; y dad fiel testimonio ante Dios: a esto se exhorta a todo aquel que cree en Dios y en el Último Día. Y a quien es consciente de Dios, Él le da [siempre] una salida [de la desdicha],
3
Wa Yarzuqhu Min Ĥaythu Lā Yaĥtasibu ۚ Wa Man Yatawakkal `Alá Al-Lahi Fahuwa Ĥasbuhu ۚ ‘Inna Al-Laha Bālighu ‘Amrihi ۚ Qad Ja`ala Al-Lahu Likulli Shay’in Qadrāan
  
Y le provee de una forma insospechada; y para aquel que pone su confianza en Dios, Él [solo] le basta. Realmente, Dios consigue siempre Su propósito: [y,] en verdad, Dios ha asignado a cada cosa su [plazo y su] medida.
4
Wa Al-Lā’ī Ya’isna Mina Al-Maĥīđi Min Nisā’ikum ‘Ini Artabtum Fa`iddatuhunna Thalāthatu ‘Ash/hurin Wa Al-Lā’ī Lam Yaĥiđna ۚ Wa ‘Ūlātu Al-‘Aĥmāli ‘Ajaluhunna ‘An Yađa`na Ĥamlahunna ۚ Wa Man Yattaqi Al-Laha Yaj`al Lahu Min ‘Amrihi Yusrāan
En cuanto a aquellas de vuestras mujeres que han pasado la edad de la menstruación, y aquellas que no la tienen, su período de espera –si tenéis duda [al respecto]—será de tres meses [lunares]; y para las que estén embarazadas, el fin de su período de espera llegará cuando queden libres de su carga. Y a quien es consciente de Dios, Él le facilita la obediencia a Su mandamiento:
5
Dhālika ‘Amru Al-Lahi ‘Anzalahu ‘Ilaykum ۚ Wa Man Yattaqi Al-Laha Yukaffir `Anhu Sayyi’ātihi Wa Yu`žim Lahu ‘Ajrāan
[Pues] todo esto es mandamiento de Dios, que Él ha hecho descender para vosotros. Y a quien es consciente de Dios, Él le perdonará sus malas acciones, y le concederá una magnífica recompensa.
6
‘Askinūhunna Min Ĥaythu Sakantum Min Wujdikum Wa Lā Tuđārrūhunna Lituđayyiqū `Alayhinna ۚ Wa ‘In Kunna ‘Ūlāti Ĥamlin Fa’anfiqū `Alayhinna Ĥattá Yađa`na Ĥamlahunna ۚ Fa’in ‘Arđa`na Lakum Fa’ātūhunna ‘Ujūrahunna ۖ Wa ‘Tamirū Baynakum Bima`rūfin ۖ Wa ‘In Ta`āsartum Fasaturđi`u Lahu ‘Ukhrá
[Así pues,] dejad que las mujeres [en período de espera] vivan donde vosotros vivís, conforme a vuestros medios; y no las importunéis con ánimo de molestarlas. Y si están embarazadas, gastad en su manutención hasta que queden libres de su carga; y si amamantan a vuestra descendencia [una vez confirmado el divorcio], dadles su [justa] retribución; y deliberad juntos en forma honorable [sobre el futuro del niño]. Y si ambos veis difícil [que la madre amamante al niño], haced que otra mujer lo amamante por cuenta de aquel [que lo engendró].
7
Liyunfiq Dhū Sa`atin Min Sa`atihi ۖ Wa Man Qudira `Alayhi Rizquhu Falyunfiq Mimmā ‘Ātāhu Al-Lahu ۚ Lā Yukallifu Al-Lahu Nafsāan ‘Illā Mā ‘Ātāhā ۚ Sayaj`alu Al-Lahu Ba`da `Usrin Yusrāan
¡Que aquel con abundantes medios gaste conforme a su abundancia; y aquel cuyos medios de subsistencia sean parcos gaste conforme a lo que Dios le ha dado! Dios no exige a nadie más de lo que le ha dado –[y quizá,] tras la dificultad, Dios dará facilidad.
8
Wa Ka’ayyin Min Qaryatin `Atat `An ‘Amri Rabbihā Wa Rusulihi Faĥāsabnāhā Ĥisābāan Shadīdāan Wa `Adhdhabnāhā `Adhābāan Nukrāan
¡Y CUÁNTAS comunidades se apartaron con desdén del mandato de su Sustentador y de Sus enviados! –y entonces les ajustamos cuentas con un ajuste severo, y les castigamos con un castigo inefable:
9
Fadhāqat Wabāla ‘Amrihā Wa Kāna `Āqibatu ‘Amrihā Khusrāan
Y saborearon así el mal fruto de su conducta: pues, [en este mundo,] la consecuencia de su conducta fue la perdición,
10
‘A`adda Al-Lahu Lahum `Adhābāan Shadīdāan Fa ۖ Attaqū Al-Laha Yā ‘Ūlī Al-‘Albābi Al-Ladhīna ‘Āmanū ۚ Qad ‘Anzala Al-Lahu ‘Ilaykum Dhikrāan
[Pero] Dios les ha preparado un castigo [aún más] severo [en la Otra Vida]. ¡Sed, pues, conscientes de Dios, Oh vosotros dotados de perspicacia –[vosotros] que habéis llegado a creer! Dios ha hecho en verdad descender un recordatorio para vosotros:
11
Rasūlāan Yatlū `Alaykum ‘Āyāti Al-Lahi Mubayyinātin Liyukhrija Al-Ladhīna ‘Āmanū Wa `Amilū Aş-Şāliĥāti Mina Až-Žulumāti ‘Ilá An-Nūri ۚ Wa Man Yu’umin Bil-Lahi Wa Ya`mal Şāliĥāan Yudkhilhu Jannātin Tajrī Min Taĥtihā Al-‘Anhāru Khālidīna Fīhā ‘Abadāan ۖ Qad ‘Aĥsana Al-Lahu Lahu Rizqāan
[Ha suscitado] un enviado que os transmite los claros mensajes de Dios, para que Él saque de las tinieblas a la luz a los que han llegado a creer y hacen buenas obras. Y a quien crea en Dios y obre con rectitud, Él le hará entrar en jardines por los que corren arroyos, en donde morará más allá del cómputo del tiempo: ¡en verdad, Dios le habrá concedido una excelente provisión!
12
Al-Lahu Al-Ladhī Khalaqa Sab`a Samāwātin Wa Mina Al-‘Arđi Mithlahunna Yatanazzalu Al-‘Amru Baynahunna Lita`lamū ‘Anna Al-Laha `Alá Kulli Shay’in Qadīrun Wa ‘Anna Al-Laha Qad ‘Aĥāţa Bikulli Shay’in `Ilmāan
DIOS es quien ha creado siete cielos, y otras tantas tierras. A través de todos ellos desciende, incesante, Su voluntad [creadora], para que sepáis que, ciertamente, sólo Dios tiene poder para disponer cualquier cosa, y que en verdad Dios abarca todo con Su conocimiento.
Valora este artículo
Guardado en Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *