Sura [63] Los Hipócritas Al-Munafiqún

Aya
Al Munafiqún
Escuchar
El Significado
Bismillaahir-Rahmaanir-Rahiim
 
En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso,
1
‘Idhā Jā’aka Al-Munāfiqūna Qālū Nash/hadu ‘Innaka Larasūlu Al-Lahi Wa Allāhu Ya`lamu ‘Innaka Larasūluhu Wa ۗ Allāhu Yash/hadu ‘Inna Al-Munāfiqīna Lakādhibūna
 
CUANDO LOS HIPÓCRITAS vienen a ti, dicen: “¡Damos fe de que tú eres en verdad el Enviado de Dios!” Pero Dios sabe que tú eres realmente Su Enviado; y Dios da fe de que los hipócritas ciertamente mienten [en su declaración de fe].
2
Attakhadhū ‘Aymānahum Junnatan Faşaddū `An Sabīli Al-Lahi ۚ ‘Innahum Sā’a Mā Kānū Ya`malūna
  
Han hecho de sus juramentos una pantalla [para su falsedad], y apartan así a otros del camino de Dios. Malo, en verdad, es lo que suelen hacer:
3
Dhālika Bi’annahum ‘Āmanū Thumma Kafarū Faţubi`a `Alá Qulūbihim Fahum Lā Yafqahūna
  
Esto, porque [declaran que] han llegado a creer, mientras que [interiormente] niegan la verdad –y por eso sus corazones han sido sellados, de forma que no pueden comprender [qué es verdadero y qué es falso].
4
Wa ‘Idhā Ra’aytahum Tu`jibuka ‘Ajsāmuhum ۖ Wa ‘In Yaqūlū Tasma` Liqawlihim ۖ Ka’annahum Khushubun Musannadatun ۖ Yaĥsabūna Kulla Şayĥatin `Alayhim ۚ Humu Al-`Adūwu Fāĥdharhum ۚ Qātalahumu Al-Lahu ۖ ‘Anná Yu’ufakūna
  
Y cuando les ves, su aspecto te agrada; y cuando hablan, prestas atención a sus palabras. [Pero aunque parezcan seguros de sí mismos,] como si fueran postes [firmemente] plantados, ellos piensan que todo grito va [dirigido] contra ellos. Esos son los [verdaderos] enemigos [de toda fe], tened pues cuidado con ellos. [Se merecen la imprecación:] “¡Que Dios los destruya!” ¡Que corrompidas están sus mentes! –
5
Wa ‘Idhā Qīla Lahum Ta`ālaw Yastaghfir Lakum Rasūlu Al-Lahi Lawwaw Ru’ūsahum Wa Ra’aytahum Yaşuddūna Wa Hum Mustakbirūna
  
pues, cuando se les dice: “Venid, el Enviado de Dios pedirá [a Dios] que seáis perdonados”, vuelven la cabeza, y les ves retirarse llenos de soberbia.
6
Sawā’un `Alayhim ‘Āstaghfarta Lahum ‘Am Lam Tastaghfir Lahum Lan Yaghfira Al-Lahu Lahum ۚ ‘Inna Al-Laha Lā Yahdī Al-Qawma Al-Fāsiqīna
  
Es igual que pidas perdón por ellos o no: Dios no les perdonará –pues, ciertamente, Dios no guía a la gente perversa.
7
Humu Al-Ladhīna Yaqūlūna Lā Tunfiqū `Alá Man `Inda Rasūli Al-Lahi Ĥattá Yanfađđū ۗ Wa Lillahi Khazā’inu As-Samāwāti Wa Al-‘Arđi Wa Lakinna Al-Munāfiqīna Lā Yafqahūna
  
Ellos son los que dicen [a sus paisanos ]: “No gastéis nada en los que están con el Enviado de Dios, para [obligarles a] que se vayan.” Sin embargo, a Dios pertenecen los tesoros de los cielos y la tierra: pero los hipócritas no pueden comprender esta verdad.
8
Yaqūlūna La’in Raja`nā ‘Ilá Al-Madīnati Layukhrijanna Al-‘A`azzu Minhā Al-‘Adhalla ۚ Wa Lillahi Al-`Izzatu Wa Lirasūlihi Wa Lilmu’uminīna Wa Lakinna Al-Munāfiqīna Lā Ya`lamūna
  
[Y] dicen: “¡En verdad, cuando regresemos a la Ciudad, los más honorables expulsarán de ella a los más despreciables!” Sin embargo, el honor pertenece por entero a Dios, a Su Enviado y a los que creen [en Dios]: pero de ello los hipócritas no se dan cuenta.
9
Yā ‘Ayyuhā Al-Ladhīna ‘Āmanū Lā Tulhikum ‘Amwālukum Wa Lā ‘Awlādukum `An Dhikri Al-Lahi ۚ Wa Man Yaf`al Dhālika Fa’ūlā’ika Humu Al-Khāsirūna
  
¡OH VOSOTROS que habéis llegado a creer! No dejéis que vuestros bienes o vuestros hijos os distraigan del recuerdo de Dios: pues quien tal haga –¡esos, precisamente, son los perdedores!
10
Wa ‘Anfiqū Min Mā Razaqnākum Min Qabli ‘An Ya’tiya ‘Aĥadakumu Al-Mawtu Fayaqūla Rabbi Lawlā ‘Akhkhartanī ‘Ilá ‘Ajalin Qarībin Fa’aşşaddaqa Wa ‘Akun Mina Aş-Şāliĥīna
  
Y gastad en los demás de lo que os hemos dado como sustento, antes de que le llegue a uno de vosotros la muerte, y diga entonces: “¡Oh Sustentador mío! ¡Si tan sólo me concedieras una breve prórroga, daría limosna y sería de los justos!”
11
Wa Lan Yu’uakhkhira Al-Lahu Nafsāan ‘Idhā Jā’a ‘Ajaluhā Wa ۚ Allāhu Khabīrun Bimā Ta`malūna
  
Pero Dios no concede prórroga a ningún ser humano una vez vencido su plazo; y Dios es plenamente consciente de lo que hacéis.
Valora este artículo
Guardado en Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *