Sura [59] La Concentración Al-Hashr

Aya
Al-Hashr
Escuchar
El Significado
Bismillaahir-Rahmaanir-Rahiim
 
En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso,
1
Sabbaĥa Lillahi Mā Fī As-Samāwāti Wa Mā Fī Al-‘Arđi Wa Huwa Al-`Azīzu Al-Ĥakīmu
 
TODO cuanto hay en los cielos y todo cuanto hay en la tierra proclama la infinita gloria de Dios: pues, sólo Él es todopoderoso, realmente sabio.
2
Huwa Al-Ladhī ‘Akhraja Al-Ladhīna Kafarū Min ‘Ahli Al-Kitābi Min Diyārihim Li’wwali Al-Ĥashri ۚ Mā Žanantum ‘An Yakhrujū ۖ Wa Žannū ‘Annahum Māni`atuhum Ĥuşūnuhum Mina Al-Lahi Fa’atāhumu Al-Lahu Min Ĥaythu Lam Yaĥtasibū ۖ Wa Qadhafa Fī Qulūbihimu Ar-Ru`ba ۚ Yukhribūna Buyūtahum Bi’aydīhim Wa ‘Aydī Al-Mu’uminīna Fā`tabirū Yā ‘Ūlī Al-‘Abşāri
 
Él es quien hizo salir de sus casas, para [su] primera concentración [de guerra], a aquellos seguidores de una revelación anterior que estaban empeñados en negar la verdad. No pensasteis que fueran a marcharse [sin ofrecer resistencia] –igual que ellos pensaron que sus fortalezas les protegerían de Dios: pero Dios cayó sobre ellos por donde no esperaban, e infundió terror en sus corazones; destruyeron [así] sus hogares con sus propias manos, y a manos de los creyentes. ¡Aprended de esto, Oh vosotros dotados de perspicacia!
3
Wa Lawlā ‘An Kataba Al-Lahu `Alayhimu Al-Jalā’a La`adhdhabahum Fī Ad-Dunyā ۖ Wa Lahum Fī Al-‘Ākhirati `Adhābu An-Nāri
 
Y si Dios no hubiera decretado el destierro para ellos, les habría impuesto en verdad un castigo [aún mayor] en esta vida: pero en la Otra Vida les aguarda el castigo del fuego:
4
Dhālika Bi’annahum Shāqqū Al-Laha Wa Rasūlahu ۖ Wa Man Yushāqqi Al-Laha Fa’inna Al-Laha Shadīdu Al-`Iqābi
 
Esto, por haberse opuesto a Dios y a Su Enviado y quien se opone a Dios y a Su Enviado –¡ciertamente, Dios es severo dando escarmiento!
5
Mā Qaţa`tum Min Līnatin ‘Aw Taraktumūhā Qā’imatan `Alá ‘Uşūlihā Fabi’idhni Al-Lahi Wa Liyukhziya Al-Fāsiqīna
 
Aquellas palmeras [suyas] que cortasteis, [Oh creyentes,] o que dejasteis en pie sobre sus raíces, fue con la venia de Dios, y para que Él confundiera a los perversos.
6
Wa Mā ‘Afā’a Al-Lahu `Alá Rasūlihi Minhum Famā ‘Awjaftum `Alayhi Min Khaylin Wa Lā Rikābin Wa Lakinna Al-Laha Yusalliţu Rusulahu `Alá Man Yashā’u Wa ۚ Allāhu `Alá Kulli Shay’in Qadīrun
 
No obstante, [recordad:] todo lo que Dios entregue a Su Enviado del [botín capturado al] enemigo vosotros no tuvisteis que espolear caballo o camello alguno por conseguirlo: sino que Dios da a Sus enviados poder sobre quien Él quiere –pues Dios tiene poder para disponer cualquier cosa.
7
Mā ‘Afā’a Al-Lahu `Alá Rasūlihi Min ‘Ahli Al-Qurá Falillāhi Wa Lilrrasūli Wa Lidhī Al-Qurbá Wa Al-Yatāmá Wa Al-Masākīni Wa Abni As-Sabīli Kay Lā Yakūna Dūlatan Bayna Al-‘Aghniyā’i Minkum ۚ Wa Mā ‘Ātākumu Ar-Rasūlu Fakhudhūhu Wa Mā Nahākum `Anhu Fāntahū ۚ Wa Attaqū Al-Laha ۖ ‘Inna Al-Laha Shadīdu Al-`Iqābi
 
No obstante, [recordad:] todo lo que Dios entregue a Su Enviado del [botín capturado al] enemigo vosotros no tuvisteis que espolear caballo o camello alguno por conseguirlo: sino que Dios da a Sus enviados poder sobre quien Él quiere –pues Dios tiene poder para disponer cualquier cosa.
8
Lilfuqarā’i Al-Muhājirīna Al-Ladhīna ‘Ukhrijū Min Dīārihim Wa ‘Amwālihim Yabtaghūna Fađlāan Mina Al-Lahi Wa Riđwānāan Wa Yanşurūna Al-Laha Wa Rasūlahu ۚ ‘Ūlā’ika Humu Aş-Şādiqūna
 
[Así, una parte de esos beneficios de la guerra se destinará] a los pobres de aquellos que han abandonado el ámbito del mal: los que han sido expulsados de sus hogares y [despojados] de sus bienes por buscar el favor de Dios y [Su] complacencia, y que ayudan a [la causa de] Dios y Su Enviado: ¡ésos, precisamente, son los veraces!
9
Wa Al-Ladhīna Tabawwa’ū Ad-Dāra Wa Al-‘Īmāna Min Qablihim Yuĥibbūna Man Hājara ‘Ilayhim Wa Lā Yajidūna Fī Şudūrihim Ĥājatan Mimmā ‘Ūtū Wa Yu’uthirūna `Alá ‘Anfusihim Wa Law Kāna Bihim Khaşāşatun ۚ Wa Man Yūqa Shuĥĥa Nafsihi Fa’ūlā’ika Humu Al-Mufliĥūna
 
Y [les será ofrecida, también, a los pobres de] aquellos que, antes que ellos, estaban establecidos en este territorio y en la fe –[esos] que aman a los que acuden a ellos buscando refugio, y no abrigan en sus corazones rencor alguno por lo que se ha dado a esos, y los prefieren a sí mismos, aunque ellos vivan en penuria: pues, los que están a salvo de su propia codicia –¡ésos, precisamente, alcanzarán la felicidad!
10
Wa Al-Ladhīna Jā’ū Min Ba`dihim Yaqūlūna Rabbanā Aghfir Lanā Wa Li’akhwāninā Al-Ladhīna Sabaqūnā Bil-‘Īmāni Wa Lā Taj`al Fī Qulūbinā Ghillāan Lilladhīna ‘Āmanū Rabbanā ‘Innaka Ra’ūfun Raĥīmun
 
Y los que vienen después de ellos imploran: “¡Oh Sustentador nuestro! Perdónanos nuestros pecados, y también a esos hermanos nuestros que nos precedieron en la fe, y no permitas que nuestros corazones abriguen pensamientos o sentimientos impropios hacia [ninguno de] los que han llegado a creer. ¡Oh Sustentador nuestro! ¡Realmente, Tú eres compasivo, dispensador de gracia!”
11
‘Alam Tará ‘Ilá Al-Ladhīna Nāfaqū Yaqūlūna Li’khwānihimu Al-Ladhīna Kafarū Min ‘Ahli Al-Kitābi La’in ‘Ukhrijtum Lanakhrujanna Ma`akum Wa Lā Nuţī`u Fīkum ‘Aĥadāan ‘Abadāan Wa ‘In Qūtiltum Lananşurannakum Wa Allāhu Yash/hadu ‘Innahum Lakādhibūna
 
¿NO VES cómo esos que disimulan siempre [sus verdaderos sentimientos] dicen a sus hermanos, seguidores de una revelación anterior, que niegan la verdad: “Si sois expulsados, ciertamente nos iremos con vosotros, y jamás obedeceremos a nadie en contra de vosotros; y si sois atacados, ciertamente acudiremos en vuestra ayuda.” Pero Dios es testigo de que mienten descaradamente:
12
La’in ‘Ukhrijū Lā Yakhrujūna Ma`ahum Wa La’in Qūtilū Lā Yanşurūnahum Wa La’in Naşarūhum Layuwallunna Al-‘Adbāra Thumma Lā Yunşarūna
 
[pues] si esos [con los que se han comprometido] son expulsados en realidad, no se irán con ellos; y si son atacados, no acudirán en su ayuda; y en caso de que [intenten] ayudarles, volverán de seguro la espalda [y huirán], y al final [ellos mismos] no encontrarán auxilio.
13
La’antum ‘Ashaddu Rahbatan Fī Şudūrihim Mina Al-Lahi ۚ Dhālika Bi’annahum Qawmun Lā Yafqahūna
 
No, [Oh creyentes,] vosotros infundís en sus corazones un temor más intenso que [su temor a] Dios: esto, porque son gentes que no logran captar la verdad.
14
Lā Yuqātilūnakum Jamī`āan ‘Illā Fī Quráan Muĥaşşanatin ‘Aw Min Warā’i Judurin ۚ Ba’suhum Baynahum Shadīdun ۚ Taĥsabuhum Jamī`āan Wa Qulūbuhum Shattá ۚ Dhālika Bi’annahum Qawmun Lā Ya`qilūna
 
No combatirán contra vosotros, [ni siquiera] estando juntos, sino desde plazas fortificadas o desde detrás de murallas. Sus disensiones internas son profundas: pensaríais que están unidos, pero [en realidad] sus corazones están enfrentados [entre sí]: esto, porque son gente que no razona.
15
Kamathali Al-Ladhīna Min Qablihim Qarībāan ۖ Dhāqū Wabāla ‘Amrihim Wa Lahum `Adhābun ‘Alīmun
 
[A ambos enemigos vuestros, Oh creyentes, les ocurrirá] lo mismo que a aquellos que, poco antes que ellos, tuvieron que saborear el mal fruto de su conducta, y les aguarda un castigo [aún más] doloroso [en la Otra Vida]:
16
Kamathali Ash-Shayţāni ‘Idh Qāla Lil’insāni Akfur Falammā Kafara Qāla ‘Innī Barī’un Minka ‘Innī ‘Akhāfu Al-Laha Rabba Al-`Ālamīna
 
Lo mismo que [ocurre] cuando Satán le dice al hombre: “¡Niega la verdad!” –pero en cuanto éste ha negado la verdad, [Satán] dice: “¡Ciertamente, no soy responsables de ti: ciertamente, temo a Dios, el Sustentador de todos los mundos!”
17
Fakāna `Āqibatahumā ‘Annahumā Fī An-Nāri Khālidayni Fīhā ۚ Wa Dhalika Jazā’u Až-Žālimīna
 
Pero, al final, [los que niegan la verdad y los hipócritas] estarán ambos en el fuego, en donde morarán: pues esa es la recompensa de los malhechores.
18
Yā ‘Ayyuhā Al-Ladhīna ‘Āmanū Attaqū Al-Laha Wa Ltanžur Nafsun Mā Qaddamat Lighadin ۖ Wa Attaqū Al-Laha ۚ ‘Inna Al-Laha Khabīrun Bimā Ta`malūna
 
¡OH VOSOTROS que habéis llegado a creer! ¡Sed conscientes de Dios; y que cada ser humano mire bien lo que adelanta para el mañana! Y [una vez más]: Sed conscientes de Dios, pues Dios es plenamente consciente de lo que hacéis;
19
Wa Lā Takūnū Kālladhīna Nasū Al-Laha Fa’ansāhum ‘Anfusahum ۚ ‘Ūlā’ika Humu Al-Fāsiqūna
 
Y no seáis como aquellos que se olvidan de Dios, y entonces Él les hace olvidarse de [lo que es bueno para] sí mismos: [pues] son ellos, precisamente, los realmente depravados.
20
Lā Yastawī ‘Aşĥābu An-Nāri Wa ‘Aşĥābu Al-Jannati ۚ ‘Aşĥābu Al-Jannati Humu Al-Fā’izūna
 
No son iguales los que están destinados al fuego y los que están destinados al paraíso: los que están destinados al paraíso –¡ésos, precisamente, serán los triunfadores [en el Día del Juicio]!
21
Law ‘Anzalnā Hādhā Al-Qur’āna `Alá Jabalin Lara’aytahu Khāshi`āan Mutaşaddi`āan Min Khashyati Al-Lahi ۚ Wa Tilka Al-‘Amthālu Nađribuhā Lilnnāsi La`allahum Yatafakkarūna
 
SI HUBIÉRAMOS hecho descender este Qur’án sobre una montaña, la verías en verdad humillarse y hacerse pedazos por temor a Dios… Y planteamos [todas] estas parábolas a los hombres para que puedan [aprender a] reflexionar.
22
Huwa Al-Lahu Al-Ladhī Lā ‘Ilāha ‘Illā Huwa ۖ `Ālimu Al-Ghaybi Wa Ash-Shahādati ۖ Huwa Ar-Raĥmānu Ar-Raĥīmu
 
ÉL ES DIOS, aparte del cual no existe deidad: Aquel que conoce cuanto está fuera del alcance de la percepción de los seres creados y también cuanto pueden percibir: Él es el Más Misericordioso, el Dispensador de Gracia.
23
Huwa Al-Lahu Al-Ladhī Lā ‘Ilāha ‘Illā Huwa Al-Maliku Al-Quddūsu As-Salāmu Al-Mu’uminu Al-Muhayminu Al-`Azīzu Al-Jabbāru Al-Mutakabbiru ۚ Subĥāna Al-Lahi `Ammā Yushrikūna
 
Él es Dios, aparte del cual no existe deidad: ¡el Supremo Soberano, el Santo, Aquel de quien depende por entero la salvación, el Dador de Fe, Aquel que determina qué es verdadero o falso, el Todopoderoso, Aquel que sojuzga el mal y restaura el bien, Aquel a quien pertenece toda grandeza! ¡Absolutamente distante esta Él, en Su infinita gloria, de todo a lo que los hombres atribuyen parte en Su divinidad!
24
Huwa Al-Lahu Al-Khāliqu Al-Bāri’u Al-Muşawwiru ۖ Lahu Al-‘Asmā’u Al-Ĥusná ۚ Yusabbiĥu Lahu Mā Fī As-Samāwāti Wa Al-‘Arđi ۖ Wa Huwa Al-`Azīzu Al-Ĥakīmu
 
¡Él es Dios, el Creador, el Hacedor que modela todas las formas y apariencias! ¡Suyos [en exclusiva] son los atributos de perfección. Todo cuanto hay en los cielos y en la tierra proclama Su infinita gloria: pues sólo Él es todopoderoso, realmente sabio!
Valora este artículo
Guardado en Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *