Sura [58] La Discusión Al-Mujadilh

Aya
Al-Mujadilh
Escuchar
El Significado
Bismillaahir-Rahmaanir-Rahiim
  
En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso,
1
Qad Sami`a Al-Lahu Qawla Allatī Tujādiluka Fī Zawjihā Wa Tashtakī ‘Ilá Al-Lahi Wa Allāhu Yasma`u Taĥāwurakumā ‘Inna Al-Laha Samī`un Başīrun
  
DIOS ha oído en verdad las palabras de la que argumenta contigo a propósito de su marido, y se queja ante Dios. Y Dios oye lo que ambos decís: realmente, Dios todo lo oye, todo lo ve.
2
Al-Ladhīna Yužāhirūna Minkum Min Nisā’ihim Mā Hunna ‘Ummahātihim ۖ ‘In ‘Ummahātuhum ‘Illā Al-Lā’ī Waladnahum ۚ Wa ‘Innahum Layaqūlūna Munkarāan Mina Al-Qawli Wa Zūrāan ۚ Wa ‘Inna Al-Laha La`afūwun Ghafūrun
  
[En lo sucesivo] quienes de vosotros repudien a sus esposas diciendo: “Eres para mí tan ilícita como mi madre”, [que tengan presente que] ellas no pueden ser jamás [como] sus madres: sus madres son sólo aquellas que les han dado a luz: dicen pues, ciertamente, algo contrario a la razón, y [por lo tanto] falso. Pero, ciertamente, Dios es en verdad perdonador, indulgente:
3
Wa Al-Ladhīna Yužāhirūna Min Nisā’ihim Thumma Ya`ūdūna Limā Qālū Fataĥrīru Raqabatin Min Qabli ‘An Yatamāssā ۚ Dhālikum Tū`ažūna Bihi Wa ۚ Allāhu Bimā Ta`malūna Khabīrun
  
Así, para quienes repudien a sus esposas diciendo: “Eres para mí tan ilícita como mi madre”, y luego se retracten de los dicho, [su expiación] será liberar a un ser humano de la esclavitud antes de que los cónyuges puedan tocarse uno al otro: a esto se os exhorta [aquí] –pues Dios es plenamente consciente de lo que hacéis.
4
Faman Lam Yajid Faşiyāmu Shahrayni Mutatābi`ayni Min Qabli ‘An Yatamāssā ۖ Faman Lam Yastaţi` Fa’iţ`āmu Sittīna Miskīnāan ۚ Dhālika Litu’uminū Bil-Lahi Wa Rasūlihi ۚ Wa Tilka Ĥudūdu Al-Lahi ۗ Wa Lilkāfirīna `Adhābun ‘Alīmun
  
Sin embargo, quien no encuentre [medio de hacerlo] deberá [en su lugar] ayunar dos meses consecutivos antes de que los cónyuges puedan tocarse uno al otro; y quien no sea capaz de hacerlo deberá alimentar a sesenta pobres: esto, para que demostréis vuestra fe en Dios y en Su Enviado. Estos son los límites fijados por Dios; y un castigo doloroso aguarda [en la Otra Vida] a todos los que niegan la verdad.
5
‘Inna Al-Ladhīna Yuĥāddūna Al-Laha Wa Rasūlahu Kubitū Kamā Kubita Al-Ladhīna Min Qablihim ۚ Wa Qad ‘Anzalnā ‘Āyātin Bayyinātin ۚ Wa Lilkāfirīna `Adhābun Muhīnun
  
Ciertamente, quienes se oponen a Dios y a Su Enviado serán humillados como fueron humillados aquellos [malhechores] que les precedieron después de que hiciéramos descender [para ellos] mensajes claros. Y [así,] a los que niegan la verdad les aguarda un castigo humillante
6
Yawma Yab`athuhumu Al-Lahu Jamī`āan Fayunabbi’uhum Bimā `Amilū ۚ ‘Aĥşāhu Al-Lahu Wa Nasūhu Wa ۚ Allāhu `Alá Kulli Shay’in Shahīdun
  
El Día que Dios resucite a todos y les haga entender realmente todo lo que hicieron [en vida]: Dios lo habrá tenido [todo] en cuenta, aunque ellos [puede que] lo hayan olvidado –pues Dios es testigo de todo.
7
‘Alam Tará ‘Anna Al-Laha Ya`lamu Mā Fī As-Samāwāti Wa Mā Fī Al-‘Arđi ۖ Mā Yakūnu Min Najwá Thalāthatin ‘Illā Huwa Rābi`uhum Wa Lā Khamsatin ‘Illā Huwa Sādisuhum Wa Lā ‘Adná Min Dhālika Wa Lā ‘Akthara ‘Illā Huwa Ma`ahum ‘Ayna Mā Kānū ۖ Thumma Yunabbi’uhum Bimā `Amilū Yawma Al-Qiyāmati ۚ ‘Inna Al-Laha Bikulli Shay’in `Alīmun
  
¿NO VES que Dios conoce todo lo que hay en los cielos y todo lo que hay en la tierra? No hay conciliábulo secreto entre tres personas en el que Él no sea el cuarto, ni entre cinco que no sea Él el sexto; y tampoco entre menos, o entre más, que no esté Él con ellos dondequiera que se encuentren. Pero al final, en el Día de la Resurrección, Él les hará entender realmente lo que hacían: pues, ciertamente, Dios tiene pleno conocimiento de todo.
8
‘Alam Tará ‘Ilá Al-Ladhīna Nuhū `Ani An-Najwá Thumma Ya`ūdūna Limā Nuhū `Anhu Wa Yatanājawna Bil-‘Ithmi Wa Al-`Udwāni Wa Ma`şiyati Ar-Rasūli Wa ‘Idhā Jā’ūka Ĥayyawka Bimā Lam Yuĥayyika Bihi Al-Lahu Wa Yaqūlūna Fī ‘Anfusihim Lawlā Yu`adhdhibunā Al-Lahu Bimā Naqūlu ۚ Ĥasbuhum Jahannamu Yaşlawnahā ۖ Fabi’sa Al-Maşīru
  
¿No ves a esos a quienes se ha prohibido [intrigar en] conciliábulos secretos, y que reinciden [una y otra vez] en lo que se les prohibió, conspirando juntos con ánimo de pecar, y de desafiar y desobedecer al Enviado? Y que cuando se acercan a ti, [Oh Muhámmad,] te saludan con un saludo que Dios no aprueba; y dicen para sí: “¿Por qué no nos castiga Dios por lo que decimos?” ¡El infierno será su porción asignada: [en verdad] entrarán en él –qué horrible destino!
9
Yā ‘Ayyuhā Al-Ladhīna ‘Āmanū ‘Idhā Tanājaytum Falā Tatanājaw Bil-‘Ithmi Wa Al-`Udwāni Wa Ma`şiyati Ar-Rasūli Wa Tanājaw Bil-Birri Wa At-Taqwá ۖ Wa Attaqū Al-Laha Al-Ladhī ‘Ilayhi Tuĥsharūna
  
[Así pues,] Oh vosotros que habéis llegado a creer, cuando celebréis conciliábulos secretos, no conspiréis entre vosotros con ánimo de pecar, o de desafiar y desobedecer al Enviado, sino reuniros para promover la virtud y la consciencia de Dios: y manteneos [siempre] conscientes de Dios, hacia quien todos seréis conducidos.
10
‘Innamā An-Najwá Mina Ash-Shayţāni Liyaĥzuna Al-Ladhīna ‘Āmanū Wa Laysa Biđārrihim Shay’āan ‘Illā Bi’idhni Al-Lahi ۚ Wa `Alá Al-Lahi Falyatawakkali Al-Mu’uminūna
  
Los [demás] conciliábulos son sólo cosa de Satán, para causar aflicción a los que han llegado a creer; pero él no puede causarles el menor daño, si no es con la venia de Dios: ¡que los creyentes pongan su confianza en Dios!
11
Yā ‘Ayyuhā Al-Ladhīna ‘Āmanū ‘Idhā Qīla Lakum Tafassaĥū Fī Al-Majālisi Fāfsaĥū Yafsaĥi Al-Lahu Lakum ۖ Wa ‘Idhā Qīla Anshuzū Fānshuzū Yarfa`i Al-Lahu Al-Ladhīna ‘Āmanū Minkum Wa Al-Ladhīna ‘Ūtū Al-`Ilma Darajātin Wa ۚ Allāhu Bimā Ta`malūna Khabīrun
  
¡OH VOSOTROS que habéis llegado a creer! Cuando se os diga: “Haceos sitio unos a otros en vuestra vida colectiva”, haceos sitio: [y a cambio,] Dios os hará sitio [en Su misericordia]. Y cuando se os diga: “Levantaos [para una buena acción]”, levantaos; [y] Dios elevará en [muchos] grados a quienes de vosotros hayan llegado a creer y, [sobre todo,] a quienes se haya dado [verdadero] conocimiento: pues Dios es plenamente consciente de lo que hacéis.
12
Yā ‘Ayyuhā Al-Ladhīna ‘Āmanū ‘Idhā Nājaytumu Ar-Rasūla Faqaddimū Bayna Yaday Najwākum Şadaqatan ۚ Dhālika Khayrun Lakum Wa ‘Aţharu ۚ Fa’in Lam Tajidū Fa’inna Al-Laha Ghafūrun Raĥīmun
  
¡OH VOSOTROS que habéis llegado a creer! Cuando queráis consultar con el Enviado, ofreced con ocasión de vuestra consulta alguna limosna: esto es por vuestro bien, y más conveniente para vuestra pureza [interior]. Pero si no podéis, [sabed que,] realmente, Dios es indulgente, dispensador de gracia.
13
‘A’ashfaqtum ‘An Tuqaddimū Bayna Yaday Najwākum Şadaqātin ۚ Fa’idh Lam Taf`alū Wa Tāba Al-Lahu `Alaykum Fa’aqīmū Aş-Şalāata Wa ‘Ātū Az-Zakāata Wa ‘Aţī`ū Al-Laha Wa Rasūlahu Wa ۚ Allāhu Khabīrun Bimā Ta`malūna
  
¿Teméis, acaso, [incurrir en falta por] no poder ofrecer algo como limosna con ocasión de vuestra consulta [con el Enviado]? Pero si no lo hacéis [por falta de oportunidad], y Dios se vuelve a vosotros en Su misericordia, sed constantes en la oración y pagad [sólo] el impuesto de purificación, y obedeced a Dios y a Su Enviado: pues Dios es plenamente consciente de lo que hacéis.
14
‘Alam Tará ‘Ilá Al-Ladhīna Tawallaw Qawmāan Ghađiba Al-Lahu `Alayhim Mā Hum Minkum Wa Lā Minhum Wa Yaĥlifūna `Alá Al-Kadhibi Wa Hum Ya`lamūna
  
¿NO VES a esos que hacen amistad con gentes a las que Dios ha condenado? No son de los vuestros, [Oh creyentes,] ni tampoco de esos [que rechazan por completo la verdad]: juran así por una falsedad a sabiendas [de que lo es].
15
‘A`adda Al-Lahu Lahum `Adhābāan Shadīdāan ۖ ‘Innahum Sā’a Mā Kānū Ya`malūna
  
Dios les ha preparado un severo castigo [en la Otra Vida]. Malo es en verdad lo que suelen hacer:
16
Attakhadhū ‘Aymānahum Junnatan Faşaddū `An Sabīli Al-Lahi Falahum `Adhābun Muhīnun
  
Han hecho de sus juramentos una pantalla [para su falsedad], y apartan así a otros del camino de Dios: les aguarda pues un castigo humillante.
17
Lan Tughniya `Anhum ‘Amwāluhum Wa Lā ‘Awlāduhum Mina Al-Lahi Shay’āan ۚ ‘Ūlā’ika ‘Aşĥābu An-Nāri ۖ Hum Fīhā Khālidūna
  
Ni sus bienes ni sus hijos les servirán de nada frente a Dios: ¡ésos son los que están destinados al fuego, en el que morarán!
18
Yawma Yab`athuhumu Al-Lahu Jamī`āan Fayaĥlifūna Lahu Kamā Yaĥlifūna Lakum ۖ Wa Yaĥsabūna ‘Annahum `Alá Shay’in ۚ ‘Alā ‘Innahum Humu Al-Kādhibūna
  
El Día en que Dios les resucite a todos, jurarán delante de Él como juran [ahora] delante de vosotros, creyendo tener algo válido [en que apoyarse]. ¡Si, en verdad, son ellos, precisamente, los [peores] mentirosos!
19
Astaĥwadha `Alayhimu Ash-Shayţānu Fa’ansāhum Dhikra Al-Lahi ۚ ‘Ūlā’ika Ĥizbu Ash-Shayţāni ۚ ‘Alā ‘Inna Ĥizba Ash-Shayţāni Humu Al-Khāsirūna
  
Satán se ha adueñado de ellos y les ha hecho olvidar el recuerdo de Dios. Esos forman el partido de Satán: ¡si, en verdad, son ellos, el partido de Satán, quienes realmente serán los perdedores!
20
‘Inna Al-Ladhīna Yuĥāddūna Al-Laha Wa Rasūlahu ‘Ūlā’ika Fī Al-‘Adhallīna
  
En verdad, los que se oponen a Dios y a Su Enviado –ésos estarán entre los más abyectos [en el Día del Juicio].
21
Kataba Al-Lahu La’aghlibanna ‘Anā Wa Rusulī ۚ ‘Inna Al-Laha Qawīyun `Azīzun
  
[Pues] Dios ha decretado: “¡Ciertamente, venceré, Yo y Mis enviados!” ¡Realmente, Dios es fuerte, todopoderoso!
22
Lā Tajidu Qawmāan Yu’uminūna Bil-Lahi Wa Al-Yawmi Al-‘Ākhiri Yuwāddūna Man Ĥādda Al-Laha Wa Rasūlahu Wa Law Kānū ‘Ābā’ahum ‘Aw ‘Abnā’ahum ‘Aw ‘Ikhwānahum ‘Aw `Ashīratahum ۚ ‘Ūlā’ika Kataba Fī Qulūbihimu Al-‘Īmāna Wa ‘Ayyadahum Birūĥin Minhu ۖ Wa Yudkhiluhum Jannātin Tajrī Min Taĥtihā Al-‘Anhāru Khālidīna Fīhā ۚ Rađiya Al-Lahu `Anhum Wa Rađū `Anhu ۚ ‘Ūlā’ika Ĥizbu Al-Lahi ۚ ‘Alā ‘Inna Ĥizba Al-Lahi Humu Al-Mufliĥūna
  
No encontrarás a nadie que crea [de verdad] en Dios y en el Último Día, que [al mismo tiempo] ame a quien se opone a Dios y a Su Enviado –aunque se trate de sus padres, sus hijos varones, sus hermanos o [demás] familiares suyos. Ésos –en sus corazones ha inscrito Él la fe, y les ha fortalecido con una inspiración venida de Él, y [en su momento] les hará entrar en jardines por los que corren arroyos, en los que morarán. Dios está complacido con ellos, y ellos están complacidos con Él. Esos forman el partido de Dios: ¡si, en verdad, son ellos, el partido de Dios, los que alcanzarán la felicidad!
Valora este artículo
Guardado en Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *