Sura [18] De La Caverna – Al-Kahf – Transliteración en Español

Aya
Al-Kahf
Escuchar
El Significado
Bismillaahir-Rahmaanir-Rahiim
 
En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso,
1
Al-Ĥamdu Lillāh Al-Ladhī ‘Anzala `Alá `Abdihi Al-Kitāba Wa Lam Yaj`al Llahu `Iwajā ۜ
   
¡Alabado sea Alá, que ha revelado la Escritura a Su siervo y no ha puesto en ella tortuosidad,
2
Qayyimāan Liyundhira Ba’sāan Shadīdāan Min Ladunhu Wa Yubashshira Al-Mu’uminīna Al-Ladhīna Ya`malūnaAşŞāliĥāti ‘Anna Lahum ‘Ajan Ĥasanāan
 
Sino que la ha hecho recta, para prevenir contra una grave calamidad que procede de Él, anunciar a los creyentes que obran bien que tendrán una bella recompensa,
3
Mākithīna Fīhi ‘Abadāan
 
En la que permanecerán para siempre,
4
Wa Yundhira Al-Ladhīna Qālū Attakhadha Allāhu Waladāan
 
Y para advertir a los que dicen que Alá ha adoptado un hijo!
5
Mmā Lahum Bihi Min `Ilmin Wa Lā Li’ābā‘ihim ۚ Kaburat Kalimatan Takhruju Min ‘Afwāhihim ۚ ‘In Yaqūlūna ‘Illā Kadhibāan
 
Ni ellos ni sus predecesores tienen ningún conocimiento de eso. ¡Qué monstruosa palabra la que sale de sus bocas! No dicen sino mentira.
6
Fala`allaka Bākhi`un Nafsaka `Alá ‘Āthārihim ‘In LamYu’uminū Bihadhā Al-Ĥadīthi ‘Asafāan
 
Tú quizá te consumas de pena, si no creen en esta historia, por las huellas que dejan.
7
‘Innā Ja`alnā Mā `Alá Al-‘Arđi Zīnatan Lahā Linabluwahum ‘Ayyuhum ‘Aĥsanu `Amalāan
 
Hemos adornado la tierra con lo que en ella hay para probarles y ver quién de ellos es el que mejor se porta
8
Wa ‘Innā Lajā`ilūna Mā `Alayhā Şa`īdāan Juruzāan
 
Y, ciertamente, haremos de su superficie un sequeral.
9
‘Am Ĥasibta ‘Anna ‘Aşĥāba Al-Kahfi Wa Ar-Raqīmi Kānū Min ‘Āyātinā `Ajabāan
 
¿Crees que los de la caverna y de ar-Raqim constituyen una maravilla entre Nuestros signos?
10
‘Idh ‘Awá Al-Fityatu ‘Ilá Al-Kahfi Faqālū Rabbanā ‘Ātinā Min Ladunka Raĥmatan Wa Hayyi’ Lanā Min ‘AmrināRashadāan
 
Cuando los jóvenes, al refugiarse en la caverna, dijeron: «¡Señor! ¡Concédenos una misericordia de Ti y haz que nos conduzcamos correctamente!»
11
Fađarabnā `Alá ‘Ādhānihim Al-Kahfi Sinīna `Adadāan
 
Y les hicimos dormir en la caverna por muchos años.
12
Thumma Ba`athnāhum Lina`lama ‘Ayyu Al-Ĥizbayni ‘Aĥşá Limā Labithū ‘Amadāan
 
Luego, les despertamos para saber cuál de los dos grupos calculaba mejor cuánto tiempo habían permanecido.
13
Naĥnu Naquşşu `Alayka Naba’ahum Bil-Ĥaqqi ۚ ‘InnahumFityatun ‘Āmanū Birabbihim Wa Zidnāhum Hudan
 
Nosotros vamos a contarte su relato verdadero. Eran jóvenes que creían en su Señor y a quienes habíamos confirmado en la buena dirección.
14
Wa Rabaţnā `Alá Qulūbihim ‘Idh Qāmū Faqālū RabbunāRabbu As-Samāwāti Wa Al-‘Arđi Lan Nad`uwa MinDūnihi~ ‘Ilahāan ۖ Laqad Qulnā ‘Idhāan Shaţaţāan
 
Fortalecimos su ánimo cuando se levantaron y dijeron: «Nuestro Señor es el Señor de los cielos y de la tierra. No invocaremos a más dios que a Él. Si no, diríamos una solemne mentira.
15
Hā‘uulāQawmunā Attakhadhū Min Dūnihi~ ‘Ālihatan ۖLawlā Ya’tūna `Alayhim Bisulţānin Bayyinin ۖ Faman ‘Ažlamu Mimmani Aftará `Alá Allāhi Kadhibāan
 
Este pueblo nuestro ha tomado dioses en lugar de tomarle a Él. ¿Por qué no presentan alguna autoridad clara en su favor? ¿Hay alguien que sea más impío que quien inventa una mentira contra Alá?
16
Wa ‘Idh A`tazaltumūhum Wa Mā Ya`budūna ‘Illā Al-Laha Fa’wū ‘Ilá Al-Kahfi Yanshur Lakum Rabbukum MinRaĥmatihi Wa Yuhayyi’ Lakum Min ‘Amrikum Mirfaqāan
 
Cuando os hayáis alejado de ellos y de lo que, en lugar de Dios, sirven, ¡refugiaos en la caverna! Vuestro Señor extenderá, sobre vosotros algo de Su misericordia y dispondrá de la mejor manera de vuestra suerte».
17
Wa Tará AshShamsa ‘Idhā Ţala`at Tazāwaru `AnKahfihim Dhāta Al-Yamīni Wa ‘Idhā GharabatTaqriđuhum Dhāta AshShimāli Wa Hum Fī FajwatinMinhu ۚ Dhālika Min ‘Āyāti Allāhi ۗ Man Yahdi Allāhu Fahuwa Al-Muhtadi ۖ Wa Man Yuđlil Falan Tajida LahuWalīyāan Murshidāan
 
Habrías visto que el sol, al salir, se desviaba de su caverna hacia la derecha y, al ponerse, los rebasaba hacia la izquierda, mientras ellos estaban en una oquedad de ella. Ése es uno de los signos de Alá. Aquél a quien Alá dirige está bien dirigido, pero para aquél a quien Él extravía no encontrarás amigo que le guíe.
18
Wa Taĥsabuhum ‘Ayqāžāan Wa Hum Ruqūdun ۚ Wa Nuqallibuhum Dhāta Al-Yamīni Wa Dhāta AshShimāli ۖWa Kalbuhum Bāsiţun Dhirā`ayhi Bil-Waşīdi ۚ LawiAţţala`ta `Alayhim Lawallayta Minhum Firāan Wa Lamuli’ta Minhum Ru`bāan
 
Les hubieras creído despiertos cuando, en realidad, dormían. Les dábamos vuelta a derecha e izquierda, mientras su perro estaba en el umbral con las patas delanteras extendidas. Si les hubieras visto, te habrías escapado de ellos, lleno de miedo.
19
Wa Kadhalika Ba`athnāhum Liyatasā‘alū Baynahum ۚ QālaQā‘ilun Minhum Kam Labithtum ۖ Qālū Labithnā Yawmāan ‘Aw Ba`đa Yawmin ۚ Qālū Rabbukum ‘A`lamu Bimā Labithtumb`athū ‘Aĥadakum BiwariqikumHadhihi~ ‘Ilá Al-Madīnati Falyanžur ‘Ayyuhā ‘AzkáŢa`āmāan Falya’tikum Birizqin Minhu Wa Līatalaţţaf Wa Lā Yush`iranna Bikum ‘Aĥadāan
 
Así estaban cuando les despertamos para que se preguntaran unos a otros. Uno de ellos dijo: «¿Cuánto tiempo habéis permanecido?» Dijeron: «Permanecimos un día o menos». Dijeron: «Vuestro Señor sabe bien cuánto tiempo habéis permanecido. Enviad a uno de vosotros con esta vuestra moneda a la ciudad. Que mire quién tiene el alimento más fresco y que os traiga provisión del mismo. Que se conduzca bien y que no atraiga la atención de nadie sobre vosotros,
20
‘Innahum ‘In Yažharū `Alaykum Yarjumūkum ‘Aw Yu`īdūkum Fī Millatihim Wa Lan Tufliĥū ‘Idhāan ‘Abadāan
 
Pues, si se enteraran de vuestra existencia, os lapidarían u os harían volver a su religión y nunca más seríais felices».
21
Wa Kadhalika ‘A`tharnā `Alayhim Liya`lamū ‘Anna Wa`da Allāhi Ĥaqqun Wa ‘Anna As-Sā`ata Lā Rayba Fīhā‘Idh Yatanāza`ūna Baynahum ‘Amrahum ۖ Faqālū Abnū `Alayhim Bunyānāan ۖ Rabbuhum ‘A`lamu Bihim ۚ Qāla Al-Ladhīna Ghalabū `Alá ‘Amrihim Lanattakhidhanna `Alayhim Masjidāan
 
Y así los descubrimos para que supieran que lo que Alá promete es verdad y que no hay duda respecto a la Hora. Cuando discutían entre sí sobre su asunto. Dijeron: «¡Edificad sobre ellos! Su Señor les conoce bien». Los que prevalecieron en su asunto dijeron: «¡Levantemos sobre ellos un santuario!»
22
Sayaqūlūna Thalāthatun bi`uhum Kalbuhum Wa Yaqūlūna Khamsatun Sādisuhum Kalbuhum Rajmāan Bil-Ghaybi ۖ Wa Yaqūlūna Sab`atun Wa ThāminuhumKalbuhum ۚ Qul Rabbī ‘A`lamu Bi`iddatihim Mā Ya`lamuhum ‘Illā Qalīlun ۗ Falā Tumāri Fīhim ‘Illā Mirā‘anŽāhirāan Wa Lā Tastafti Fīhim Minhum ‘Aĥadāan
 
Unos dirán: «Eran tres, cuatro con su perro». Otros dirán: «Eran cinco, seis con su perro», conjeturando sobre lo oculto. Otros dirán: «Eran siete, ocho con su perro». Di: «Mi Señor sabe bien su número, sólo pocos les conocen». No discutas, pues, sobre ellos, sino someramente y no consultes sobre ellos a nadie.
23
Wa Lā Taqūlanna Lishay‘in ‘Innī Fā`ilun Dhālika Ghadāan
 
Y no digas a propósito de nada: «Lo haré mañana»,
24
‘Illā ‘An Yashā‘a Allāhu ۚ Wa Adhkur Rabbaka ‘Idhā Nasīta Wa Qul `Asá ‘An Yahdiyani Rabbī Li’qraba Min HādhāRashadāan
 
Sin: «si Alá quiere». Y, si te olvidas de hacerlo, recuerda a tu Señor, diciendo: «Quizá mi Señor me dirija a algo que esté más cerca que eso de lo recto».
25
Wa Labithū Fī Kahfihim Thalātha Miā‘atin Sinīna WaAzdādū Tis`āan
 
Permanecieron en su caverna trescientos años, a los que se añaden nueve.
26
Quli Allāhu ‘A`lamu Bimā Labithū ۖ Lahu Ghaybu As-Samāwāti Wa Al-‘Arđi ۖ ‘Abşir Bihi Wa ‘Asmi` ۚ Mā LahumMin Dūnihi Min Wa Līyin Wa Lā Yushriku Fī Ĥukmihi~‘Aĥadāan
 
Di: «Alá sabe bien cuánto tiempo permanecieron. Suyo es lo oculto de los cielos y de la tierra. ¡Qué bien ve y qué bien oye! Fuera de Él, los hombres no tienen amigo. Y Él no asocia a nadie en Su decisión».
27
Wa Atlu Mā ‘Ūĥiya ‘Ilayka Min Kitābi Rabbika ۖ Lā Mubaddila Likalimātihi Wa Lan Tajida Min DūnihiMultaĥadāan
 
Recita lo que se te ha revelado de la Escritura de tu Señor. No hay quien pueda cambiar Sus palabras y no encontrarás asilo fuera de Él.
28
Wa Atlu Mā ‘Ūĥiya ‘Ilayka Min Kitābi Rabbika ۖ Lā Mubaddila Likalimātihi Wa Lan Tajida Min DūnihiMultaĥadāan
 
¡No rehúyas estar con los que invocan a su Señor mañana y tarde por deseo de agradarle! ¡No quites los ojos de ellos por deseo del ornato de la vida de acá! ¡No obedezcas a aquél cuyo corazón hemos hecho que se despreocupe de Nuestro recuerdo, que sigue su pasión y se conduce insolentemente!
29
Wa Quli Al-Ĥaqqu Min Rabbikum ۖ Faman Shā‘a Falyu’umin Wa Man Shā‘a Falyakfur ۚ ‘Innā ‘A`tadnā Lilžžālimīna Nāan ‘Aĥāţa Bihim Sudiquhā ۚ Wa ‘InYastaghīthū Yughāthū Bimā‘in Kālmuhli Yash Al-Wujūha ۚ Bi’sa AshSharābu Wa Sā‘at Murtafaqāan
 
Y di: «La Verdad viene de vuestro Señor. ¡Que crea quien quiera, y quien no quiera que no crea!» Hemos preparado para los impíos un fuego cuyas llamas les cercarán. Si piden socorro, se les socorrerá con un líquido como de metal fundido, que les abrasará el rostro. ¡Mala bebida! Y ¡mal lugar de descanso!
30
‘Inna Al-Ladhīna ‘Āmanū Wa `Amilū AşŞāliĥāti ‘Innā Lā Nuđī`u ‘Ajra Man ‘Aĥsana `Amalāan
   
Quienes, en cambio, crean y obren bien… No dejaremos de remunerar a quienes se conduzcan bien.
31
‘Ūlā‘ika Lahum Jannātu `Adnin Tajrī Min Taĥtihimu Al-‘Anhāru Yuĥallawna Fīhā Min ‘Asāwira Min Dhahabin Wa Yalbasūna Thiyābāan Khan Min Sundusin Wa ‘Istabraqin Muttaki’īna Fīhā `Alá Al-‘Arā‘iki ۚ Ni`ma AthThawābu Wa Ĥasunat Murtafaqāan
 
Para ésos serán los jardines del edén, por cuyos bajos fluyen arroyos. Se les adornará allí con brazaletes de oro, se les vestirá de satén y brocado verdes, estarán allí reclinados en divanes. ¡Qué agradable recompensa y qué bello lugar de descanso!
32
Wa Ađrib Lahum Mathalāan Rajulayni Ja`alnā Li’ĥadihimā Jannatayni Min ‘A`nābin Wa Ĥafafnāhumā Binakhlin Wa Ja`alnā Baynahumā Zar`āan
 
Propónles la parábola de dos hombres, a uno de los cuales dimos dos viñedos, que cercamos de palmeras y separamos con sembrados.
33
Kiltā Al-Jannatayni ‘Ātat ‘Ukulahā Wa Lam Tažlim MinhuShay’āan ۚ Wa Fajjarnā Khilālahumā Nahaan
 
Ambos viñedos dieron su cosecha, no fallaron nada, e hicimos brotar entre ellos un arroyo.
34
Wa Kāna Lahu Thamarun Faqāla Lişāĥibihi Wa Huwa Yuĥāwiruhu~ ‘Anā ‘Aktharu Minka Mālāan Wa ‘A`azzu Nafaan
 
Uno tuvo frutos y dijo a su compañero, con quien dialogaba: «Soy más que tú en hacienda y más fuerte en gente».
35
Wa Dakhala Jannatahu Wa Huwa Žālimun Linafsihi Qāla Mā ‘Ažunnu ‘An Tabīda Hadhihi~ ‘Abadāan
 
Y entró en su viñedo, injusto consigo mismo. Dijo: «No creo que éste perezca nunca.
36
Wa Mā ‘Ažunnu As-Sā`ata Qā‘imatan Wa La’in Rudidtu ‘Ilá Rabbī La’ajidanna Khayan Minhā Munqalabāan
 
Ni creo que ocurra la Hora. Pero, aun si soy llevado ante mi Señor, he de encontrar, a cambio, algo mejor que él».
37
Qāla Lahu Şāĥibuhu Wa Huwa Yuĥāwiruhu~ ‘Akafarta Bial-Ladhī Khalaqaka Min Turābin Thumma Min NuţfatinThumma Sawwāka Rajulāan
 
El compañero con quien dialogaba le dijo: «¿No crees en Quien te creó de tierra, luego, de una gota y, luego, te dio forma de hombre?
38
Lakinnā Huwa Allāhu Rabbī Wa Lā ‘Ushriku Birabbī‘Aĥadāan
 
En cuanto a mí, Él es Alá, mi Señor, y no asocio nadie a mi Señor.
39
Wa Lawlā ‘Idh Dakhalta Jannataka Qulta Mā Shā‘a Allāhu Lā Qūwata ‘Illā Billāhi~ ۚ ‘In Tarani ‘Anā ‘Aqalla Minka Mālāan Wa Waladāan
 
Si, al entrar en tu viñedo, hubieras dicho: ‘¡Que sea lo que Alá quiera! ¡La fuerza reside sólo en Alá!’ Si ves que yo tengo menos que tú en hacienda e hijos,
40
Fa`asá Rabbī ‘An Yu’utiyanī Khayan Min Jannatika Wa Yursila `Alayhā Ĥusbānāan Mina As-Samā‘i FatuşbiĥaŞa`īdāan Zalaqāan
 
Quizá me dé Alá algo mejor que tu viñedo, lance contra él rayos del cielo y se convierta en compo pelado,
41
‘Aw Yuşbiĥa Mā‘uuhā Ghawan Falan Tastaţī`a LahuŢalabāan
 
O se filtre su agua por la tierra y no puedas volver a encontrarla».
42
Wa ‘Uĥīţa Bithamarihi Fa’aşbaĥa Yuqallibu Kaffayhi `Alá Mā ‘Anfaqa Fīhā Wa Hiya Khāwiyatun `Alá `Urūshihā Wa Yaqūlu Yā Laytanī Lam ‘Ushrik Birabbī ‘Aĥadāan
 
Su cosecha fue destruida y, a la mañana siguiente, se retorcía las manos pensando en lo mucho que había gastado en él: sus cepas estaban arruinadas. Y decía: «¡Ojalá no hubiera asociado nadie a mi Señor!»
43
Wa Lam Takun Lahu Fi’atun Yanşurūnahu Min DūniAllāhi Wa Mā Kāna Muntaşirāan
 
No hubo grupo que, fuera de Alá, pudiera auxiliarle, ni pudo defenderse a sí mismo.
44
Hunālika Al-Walāyatu Lillāh Al-Ĥaqqi ۚ Huwa KhayrunThawābāan Wa Khayrun `Uqbāan
 
En casos así sólo Alá, la Verdad, ofrece amistad. Él es el Mejor en recompensar y el Mejor como fin.
45
Wa Ađrib Lahum Mathala Al-Ĥayāati Ad-Dunyā Kamā‘in ‘Anzalnāhu Mina As-Samā‘i Fākhtalaţa Bihi Nabātu Al-‘Arđi Fa’aşbaĥa Hashīmāan Tadhrūhu Ar-Riyāĥu ۗ Wa Kāna Allāhu `Alá Kulli Shay‘in Muqtadirāan
 
Propónles la parábola de la vida de acá. Es como agua que hacemos bajar del cielo y se empapa de ella la vegetación de la tierra, pero se convierte en hierba seca, que los vientos dispersan. Alá es potísimo en todo.
46
Al-Mālu Wa Al-Banūna Zīnatu Al-Ĥayāati Ad-Dunyā Wa ۖAl-Bāqiyātu AşŞāliĥātu Khayrun `Inda RabbikaThawābāan Wa Khayrun ‘Amalāan
 
La hacienda y los hijos varones son el ornato de la vida de acá. Pero las obras perdurables, las buenas obras, recibirán una mejor recompensa ante tu Señor, constituyen una esperanza mejor fundada.
47
Wa Yawma Nusayyiru Al-Jibāla Wa Tará Al-‘Arđa Bārizatan Wa Ĥasharnāhum Falam Nughādir Minhum‘Aĥadāan
 
El día que pongamos en marcha las montañas, veas la tierra allanada, congreguemos a todos sin excepción,
48
Wa `Uriđū `Alá Rabbika Şaffāan Laqad Ji’tumūnā KamāKhalaqnākum ‘Awwala Marratin ۚ Bal Za`amtum ‘AllanNaj`ala Lakum Maw`idāan
 
y sean presentados en fila ante tu Señor. «Venís a Nosotros como os creamos por vez primera. Y ¿pretendíais que no íbamos a citaros?»
49
Wa Wuđi`a Al-Kitābu Fatará Al-Mujrimīna Mushfiqīna Mimmā Fīhi Wa Yaqūlūna Yā Waylatanā Māli Hādhā Al-Kitābi Lā Yughādiru Şaghīratan Wa Lā Kabīratan ‘Illā‘Aĥşāhā ۚ Wa Wajadū Mā `Amilū Ĥāđirāan ۗ Wa Lā Yažlimu Rabbuka ‘Aĥadāan
 
Se expondrá la Escritura y oirás decir a los pecadores, temiendo por su contenido: «¡Ay de nosotros! ¿Qué clase de Escritura es ésta, que no deja de enumerar nada, ni grande ni pequeño?» Allí encontrarán ante ellos lo que han hecho. Y tu Señor no será injusto con nadie.
50
Wa ‘Idh Qulnā Lilmalā‘ikati Asjudū Li’dama Fasajadū ‘Illā‘Iblīsa Kāna Mina Al-Jinni Fafasaqa `An ‘Amri Rabbihi~ ۗ‘Afatattakhidhūnahu Wa Dhurrīyatahu~ ‘Awliyā‘a MinDūnī Wa Hum Lakum `Adūwun ۚ Bi’sa Lilžžālimīna Badalāan
 
Y cuando dijimos a los ángeles: «¡Prosternaos ante Adán!» Se prosternaron, excepto Iblis, que era uno de los genios y desobedeció la orden de su Señor. ¿Cómo? ¿Les tomaréis, a él y a sus descendientes, como amigos, en lugar de tomarme a Mí, siendo así que son vuestros enemigos? ¡Qué mal trueque para los impíos!
51
Mā ‘Ash/hadtuhum Khalqa As-Samāwāti Wa Al-‘Arđi Wa Lā Khalqa ‘Anfusihim Wa Mā Kuntu Muttakhidha Al-Muđillīna `Ađudāan
 
No les he puesto como testigos de la creación de los cielos y de la tierra ni de su propia creación, ni he tomado como auxiliares a los que extravían a otros.
52
Wa Yawma Yaqūlu Nādū Shurakā‘iya Al-Ladhīna Za`amtum Fada`awhum Falam Yastajībū Lahum Wa Ja`alnā Baynahum Mawbiqāan
 
El día que diga: «¡Llamad a aquéllos que pretendíais que eran Mis asociados!», les invocarán, pero no les ecucharán. Pondremos un abismo entre ellos.
53
Wa Raá Al-Mujrimūna An-Nāra Fažannū ‘AnnahumMuwāqi`ūhā Wa Lam Yajidū `Anhā Maşrifāan
 
Los pecadores verán el Fuego y creerán que se precipitan en él, sin encontrar modo de escapar.
54
Wa Laqad Şarrafnā Fī Hādhā Al-Qur’āni Lilnnāsi MinKulli Mathalin ۚ Wa Kāna Al-‘Insānu ‘Akthara Shay‘inJadalāan
 
En este Corán hemos expuesto a los hombres toda clase de ejemplos, pero el hombre es, de todos los seres, el más discutidor.
55
Wa Mā Mana`a An-Nāsa ‘An Yu’uminū ‘Idh Jā‘ahumu Al-Hudá Wa Yastaghfirū Rabbahum ‘Illā ‘An Ta’tiyahumSunnatu Al-‘Awwalīna ‘Aw Ya’tiyahumu Al-`AdhābuQubulāan
 
Lo único que impide a los hombres creer cuando les llega la Dirección y pedir el perdón de su Señor, es el no admitir que les alcanzará la misma suerte que a los antiguos o que deberán afrontar el castigo.
56
Wa Mā Nursilu Al-Mursalīna ‘Illā Mubashshirīna Wa Mundhirīna ۚ Wa Yujādilu Al-Ladhīna Kafarū Bil-Bāţili Liyudĥiđū Bihi Al-Ĥaqqa ۖ Wa Attakhadhū ‘Āyātī Wa Mā‘Undhirū Huzūan
 
No mandamos a los enviados sino como nuncios de buenas nuevas y para advertir. Los que no creen discuten con argucias para derribar, así, la Verdad, y toman a burla Mis signos y las advertencias.
57
Wa Man ‘Ažlamu Mimman Dhukkira Bi’āyāti RabbihiFa’a`rađa `Anhā Wa Nasiya Mā Qaddamat Yadāhu ۚ ‘Innā Ja`alnā `Alá Qulūbihim ‘Akinnatan ‘An Yafqahūhu Wa Fī‘Ādhānihim Waqan Wa ‘In ۖ Tad`uhum ‘Ilá Al-Hudá Falan Yahtadū ‘Idhāan ‘Abadāan
 
¿Hay alguien que sea más impío que quien, habiéndosele recordado los signos de su Señor, se desvía luego de ellos y olvida lo que sus manos obraron? Hemos velado sus corazones y endurecido sus oídos para que no lo entiendan. Aunque les llames hacia la Dirección, no serán nunca bien dirigidos.
58
Wa Rabbuka Al-Ghafūru Dhū Ar-Raĥmati ۖ Law Yu’uākhidhuhum Bimā Kasabū La`ajjala Lahumu Al-`Adhāba ۚ Bal Lahum Maw`idun Lan Yajidū Min DūnihiMaw’ilāan
 
Tu Señor es el Indulgente, el Dueño de la Misericordia. Si les diera su merecido, les adelantaría el castigo. Tienen, sin embargo, una cita a la que no podrán faltar.
59
Wa Tilka Al-Qurá ‘Ahlaknāhum Lammā Žalamū Wa Ja`alnā Limahlikihim Maw`idāan
   
Hicimos perecer esas ciudades cuando obraron impíamente, habiendo fijado por anticipado cuándo iban a perecer.
60
Wa ‘Idh Qāla Mūsá Lifatāhu Lā ‘Abraĥu Ĥattá ‘Ablugha Majma`a Al-Baĥrayni ‘Aw ‘Amđiya Ĥuqubāan
 
Y cuando Moisés dijo a su mozo: «No cejaré hasta que alcance la confluencia de las dos grandes masas de agua, aunque tenga que andar muchos años».
61
Falammā Balaghā Majma`a Baynihimā Nasiyā Ĥūtahumā Fa Attakhadha Sabīlahu Fī Al-Baĥri Sarabāan
 
Y, cuando alcanzaron su confluencia, se olvidaron de su pez, que emprendió tranquilamente el camino hacia la gran masa de agua.
62
Falammā Jāwazā Qāla Lifatāhu ‘Ātinā Ghadā‘anā LaqadLaqīnā Min Safarinā Hādhā Naşabāan
 
Y, cuando pasaron más allá dijo a su mozo: «¡Trae la comida, que nos hemos cansado con este viaje!»
63
Qāla ‘Ara‘ayta ‘Idh ‘Awaynā ‘Ilá AşŞakhrati Fa’innī NasītuAl-Ĥūta Wa Mā ‘Ansānīhu ‘Illā AshShayţānu ‘An ‘Adhkurahu ۚ Wa Attakhadha Sabīlahu Fī Al-Baĥri `Ajabāan
 
Dijo: «¿Qué te parece? Cuando nos refugiamos en la roca, me olvidé del pez -nadie sino el Demonio hizo olvidarme de que me acordara de él- y emprendió el camino hacia la gran masa de agua. ¡Es asombroso!»
64
Qāla Dhālika Mā Kunnā Nabghi ۚ Fārtaddā `Alá‘Āthārihimā Qaşaşāan
 
Dijo: «Eso es lo que deseábamos», y regresaron volviendo sobre sus pasos,
65
Fawajadā `Abdāan Min `Ibādinā ‘Ātaynāhu Raĥmatan Min `Indinā Wa `Allamnāhu Min Ladunnā `Ilmāan
 
Encontrando a uno de Nuestros, siervos a quien habíamos hecho objeto de una misericordia venida de Nosotros y enseñado una ciencia de Nosotros.
66
Qāla Lahu Mūsá Hal ‘Attabi`uka `Alá ‘An Tu`allimani Mimmā `Ullimta Rushdāan
 
Moisés le dijo: «¿Te sigo para que me enseñes algo de la buena dirección que se te ha enseñado?»
67
Qāla ‘Innaka Lan Tastaţī`a Ma`iya Şaban
 
Dijo: «No podrás tener paciencia conmigo.
68
Wa Kayfa Taşbiru `Alá Mā Lam Tuĥiţ Bihi Khuban
 
¿Y cómo vas a tenerla en aquello de que no tienes pleno conocimiento?»
69
Qāla Satajidunī ‘In Shā‘a Allāhu Şābirāan Wa Lā ‘A`şī Laka ‘Aman
 
Dijo: «Me encontrarás, si Alá quiere, paciente, y no desobedeceré tus órdenes».
70
Qāla Fa’ini Attaba`tanī Falā Tas’alnī `An Shay‘in Ĥattá‘Uĥditha Laka Minhu Dhikan
 
Dijo: «Si me sigues, pues, no me preguntes nada sin que yo te lo sugiera».
71
nţalaqā Ĥattá ‘Idhā Rakibā Fī As-Safīnati Kharaqahā ۖQāla ‘Akharaqtahā Litughriqa ‘Ahlahā Laqad Ji’ta Shay’āan ‘Iman
 
Y se fueron ambos hasta que, habiendo subido a la nave, hizo en ella un boquete. Dijo: «¿Le has hecho un boquete para que se ahoguen sus pasajeros? ¡Has hecho algo muy grave!»
72
Qāla ‘Alam ‘Aqul ‘Innaka Lan Tastaţī`a Ma`iya Şaban
 
Dijo: «¿No te he dicho que no podrías tener paciencia conmigo?»
73
Qāla Lā Tu’uākhidhnī Bimā Nasītu Wa Lā Turhiqnī Min ‘Amrī `Usan
 
«No lleves a mal mi olvido», dijo, «y no me sometas a una prueba demasiado difícil».
74
nţalaqā Ĥattá ‘Idhā Laqiyā Ghulāmāan Faqatalahu Qāla ‘Aqatalta Nafsāan Zakīyatan Bighayri Nafsin Laqad Ji’taShay’āan Nukan
 
Y reanudaron ambos la marcha, hasta que encontraron a un muchacho y le mató. Dijo: «¿Has matado a una persona inocente que no había matado a nadie? ¡Has hecho algo horroroso!»
75
Qāla ‘Alam ‘Aqul Laka ‘Innaka Lan Tastaţī`a Ma`iyaŞaban
 
Dijo: «¿No te he dicho que no podrías tener paciencia conmigo?»
76
Qāla ‘In Sa’altuka `An Shay‘in Ba`dahā Falā TuşāĥibۖQad Balaghta Min Ladunnī `Udhan
 
Dijo: «Si en adelante te pregunto algo, no me tengas más por compañero. Y acepta mis excusas».
77
nţalaqā Ĥattá ‘Idhā ‘Atayā ‘Ahla Qaryatin Astaţ`amā‘Ahlahā Fa’abaw ‘An Yuđayyifūhumā Fawajadā Fīhā Jidāan Yurīdu ‘An Yanqađđa Fa’aqāmahu ۖ Qāla LawShi’ta Lāttakhadhta `Alayhi ‘Ajan
 
Y se pusieron de nuevo en camino hasta que llegaron a una ciudad a cuyos habitantes pidieron de comer, pero éstos les negaron la hospitalidad. Encontraron, luego, en ella un muro que amenazaba derrumbarse y lo apuntaló. Dijo: «Si hubieras querido, habrías podido recibir un salario por eso».
78
Qāla Hādhā Firāqu Baynī Wa Baynika ۚ Sa’unabbi’uka Bita’wīli Mā Lam Tastaţi` `Alayhi Şaban
 
Dijo: «Ha llegado el momento de separarnos. Voy a informarte del significado de aquello en que no has podido tener paciencia.
79
‘Ammā As-Safīnatu Fakānat Limasākīna Ya`malūna Fī Al-Baĥri Fa’aradtu ‘An ‘A`ībahā Wa Kāna Warā‘ahumMalikun Ya’khudhu Kulla Safīnatin Ghaşbāan
 
En cuanto a la nave, pertenecía a unos pobres que trabajaban en el mar y yo quise averiarla, pues detrás de ellos venía un rey que se apoderaba por la fuerza de todas las naves.
80
Wa ‘Ammā Al-Ghulāmu Fakāna ‘Abawāhu Mu’uminayni Fakhashīnā ‘An Yurhiqahumā Ţughyānāan Wa Kufan
 
Y en cuanto al muchacho, sus padres eran creyentes y tuvimos miedo de que les impusiera su rebeldía e incredulidad,
81
Fa’aradnā ‘An Yubdilahumā Rabbuhumā Khayan Minhu Zakāatan Wa ‘Aqraba Ruĥmāan
 
y quisimos que su Señor les diera a cambio uno más puro que aquél y más afectuoso.
82
Wa ‘Ammā Al-Jidāru Fakāna Lighulāmayni Yatīmayni FīAl-Madīnati Wa Kāna Taĥtahu Kanzun Lahumā Wa Kāna ‘Abūhumā Şāliĥāan Fa’arāda Rabbuka ‘An Yablughā‘Ashuddahumā Wa Yastakhrijā Kanzahumā Raĥmatan MinRabbika ۚ Wa Mā Fa`altuhu `An ‘Amrī ۚ Dhālika Ta’wīlu Mā Lam Tasţi` `Alayhi Şaban
 
Y en cuanto al muro, pertenecía a dos muchachos huérfanos de la ciudad. Debajo de él había un tesoro que les pertenecía. Su padre era bueno y tu Señor quiso que descubrieran su tesoro cuando alcanzaran la madurez, como muestra de misericordia venida de tu Señor. No lo hice por propia iniciativa. Éste es el significado de aquello en que no has podido tener paciencia».
83
Wa Yas’alūnaka `An Dhī Al-Qarnayni ۖ Qul Sa’atlū `Alaykum Minhu Dhikan
 
Te preguntarán por el Bicorne. Di: «Voy a contaros una historia a propósito de él».
84
‘Innā Makkannā Lahu Fī Al-‘Arđi Wa ‘Ātaynāhu Min KulliShay‘in Sababāan
 
Le habíamos dado poderío en el país y le habíamos facilitado todo.
85
Fa’atba`a Sababāan
 
Siguió, pues, un camino
86
Ĥattá ‘Idhā Balagha Maghriba AshShamsi Wajadahā Taghrubu Fī `Aynin Ĥami’atin Wa Wajada `IndahāQawmāan ۗ Qulnā Yā Dhā Al-Qarnayni ‘Immā ‘AnTu`adhdhiba Wa ‘Immā ‘An Tattakhidha Fīhim Ĥusnāan
 
Hasta que, a la puesta del sol, encontró que éste se ocultaba en una fuente pecinosa, junto a la cual encontró a gente. Dijimos:«Bicorne! Puedes castigarles o hacerles bien».
87
Qāla ‘Ammā Man Žalama Fasawfa Nu`adhdhibuhuThumma Yuraddu ‘Ilá Rabbihi Fayu`adhdhibuhu`Adhābāan Nukan
 
Dijo: «Castigaremos a quien obre impíamente y, luego, será llevado a su Señor, que le infligirá un castigo horroroso.
88
Wa ‘Ammā Man ‘Āmana Wa `Amila Şāliĥāan FalahuJazā‘an Al-Ĥusná ۖ Wa Sanaqūlu Lahu Min ‘Amrinā Yusan
 
Pero quien crea y obre bien tendrá como retribución lo mejor y le ordenaremos cosas fáciles».
89
Thumma ‘Atba`a Sababāan
 
Luego, siguió otro camino
90
Ĥattá ‘Idhā Balagha Maţli`a AshShamsi Wajadahā Taţlu`u `Alá Qawmin Lam Naj`al Lahum Min Dūnihā Sitan
 
hasta que, a la salida del sol, encontró que éste aparecía sobre otra gente a la que no habíamos dado refugio para protegerse de él.
91
Kadhālika Wa Qad ‘Aĥaţnā Bimā Ladayhi Khuban
 
Así fue. Nosotros teníamos pleno conocimiento de lo que él tenía.
92
Thumma ‘Atba`a Sababāan
 
Luego, siguió otro camino
93
Ĥattá ‘Idhā Balagha Bayna As-Saddayni Wajada MinDūnihimā Qawmāan Lā Yakādūna Yafqahūna Qawlāan
 
Hasta que, llegado a un espacio entre los dos diques, encontró del lado de acá a gente que apenas comprendía palabra.
94
Qālū Yā Dhā Al-Qarnayni ‘Inna Ya’jūja Wa Ma’jūja Mufsidūna Fī Al-‘Arđi Fahal Naj`alu Laka Kharjāan `Alá‘An Taj`ala Baynanā Wa Baynahum Saddāan
 
Dijeron: «¡Bicorne! Gog y Magog corrompen en la tierra. ¿Podríamos retribuirte a cambio de que colocaras un dique entre nosotros y ellos?»
95
Qāla Mā Makkananī Fīhi Rabbī Khayrun Fa’a`īnūnī Biqūwatin ‘Aj`al Baynakum Wa Baynahum Radmāan
 
Dijo: «El poderío que mi Señor me ha dado es mejor. ¡Ayudadme esforzadamente y levantaré una muralla entre vosotros y ellos!
96
Ātūnī Zubara Al-Ĥadīdi ۖ Ĥattá ‘Idhā Sāwá Bayna AşŞadafayni Qāla Anfukhū ۖ Ĥattá ‘Idhā Ja`alahuan Qāla ‘Ātūnī ‘Ufrigh `Alayhi Qiţan
 
¡Traedme bloques de hierro!» Hasta que, habiendo rellenado el espacio vacío entre las dos laderas, dijo: «¡Soplad!» Hasta que, habiendo hecho del hierro fuego, dijo: «¡Traedme bronce fundido para derramarlo encima!»
97
Famā Asţā`ū ‘An Yažharūhu Wa Mā Astaţā`ū LahuNaqbāan
 
Y no pudieron escalarla, ni pudieron abrir brecha en ella.
98
Qāla Hādhā Raĥmatun Min Rabbī ۖ Fa’idhā Jā‘a Wa`duRabbī Ja`alahu Dakkā‘a ۖ Wa Kāna Wa`du Rabbī Ĥaqqāan
 
Dijo: «Ésta es una misericordia venida de mi Señor, pero, cuando venga la promesa de mi Señor, Él la demolerá. Lo que mi Señor promete es verdad».
99
Wa Taraknā Ba`đahum Yawma’idhin Yamūju Fī Ba`đin ۖWa Nufikha Fī AşŞūri Fajama`nāhum Jam`āan
 
Ese día dejaremos que unos y otros se entremezclen. Se tocará la trompeta y los reuniremos a todos.
100
Wa `Arađnā Jahannama Yawma’idhin Lilkāfirīna `Arđāan
 
Ese día mostraremos plenamente la gehena a los incrédulos,
101
Al-Ladhīna Kānat ‘A`yunuhumGhiţā‘in `An Dhikrī Wa Kānū Lā Yastaţī`ūna Sam`āan
 
cuyos ojos estaban cerrados a Mi recuerdo y que no podían oír.
102
‘Afaĥasiba Al-Ladhīna Kafarū ‘An Yattakhidhū `Ibādī MinDūnī ‘Awliyā‘a ۚ ‘Innā ‘A`tadnā Jahannama Lilkāfirīna Nuzulāan
 
¡[Recordad esto,] para que no desesperéis por lo [bueno] que se os ha escapado ni os alegréis [en exceso] por lo [bueno] que os ha llegado: pues Dios no ama a los que, por vanidad, actúan de forma jactanciosa —
103
Qul Hal Nunabbi’ukum Bil-‘Akhsarīna ‘A`mālāan
 
Di: «¿Os daré a conocer quiénes son los que más pierden por sus obras,
104
Al-Ladhīna Đalla Sa`yuhum Al-Ĥayāati Ad-Dunyā Wa Hum Yaĥsabūna ‘Annahum Yuĥsinūna Şun`āan
 
aquéllos cuyo celo se pierde en la vida de acá mientras creen obrar bien?»
105
Ūla’ika Al-Ladhīna Kafarū Bi’āyāti Rabbihim Wa Liqā‘ihiFaĥabiţat ‘A`māluhum Falā Nuqīmu Lahum Yawma Al-Qiyāmati Waznāan
 
Son ellos los que no creen en los signos de su Señor, ni en que Le encontrarán. Vanas habrán sido sus obras y el día de la Resurrección no les reconoceremos peso.
106
Dhālika Jazā‘uuhum Jahannamu Bimā Kafarū WaAttakhadhū ‘Āyātī Wa Rusulī Huzūan
 
Su retribución será la gehena por no haber creído y por haber tomado a burla Mis signos y a Mis enviados.
107
‘Inna Al-Ladhīna ‘Āmanū Wa `Amilū AşŞāliĥāti Kānat Lahum Jannātu Al-Firdawsi Nuzulāan
 
En cambio, los que hayan creído y obrado bien se alojarán en los jardines del paraíso,
108
Khālidīna Fīhā Lā Yabghūna `Anhā Ĥiwalāan
 
Eternamente, y no desearán mudarse.
109
Qul Law Kāna Al-Baĥru Midādāan Likalimāti Rabbī Lanafida Al-Baĥru Qabla ‘An Tanfada Kalimātu Rabbī Wa Law Ji’nā Bimithlihi Madadāan
 
Di: «si fuera el mar tinta para las palabras de mi Señor, se agotaría el mar antes de que se agotaran las palabras de mar Señor, aun si añadiéramos otro mar de tinta».
110
Qul ‘Innamā ‘Anā Basharun Mithlukum Yūĥá ‘Ilayya ‘Annamā ‘Ilahukum ‘Ilahun Wāĥidun ۖ Faman Kāna Yarjū Liqā‘a Rabbihi Falya`mal `Amalāan Şāliĥāan Wa Lā Yushrik Bi`ibādati Rabbihi~ ‘Aĥadāan
 
Di: «Yo soy sólo un mortal como vosotros, a quien se ha revelado que vuestro Dios es un Dios Uno. Quien cuente con encontrar a su Señor, que haga buenas, obras y que cuando adore a su Señor, no Le asocie nadie».
Sura [18] De La Caverna – Al-Kahf – Transliteración en Español
Valora este artículo
Guardado en Etiquetas: