Los 6 Pilares de la Fe Islámica

Los siguientes artículos son los pilares de la fe islámica.

1. CREENCIA EN ALLAH (DIOS)

Los musulmanes creemos en Dios, que es Uno, Único y sin asociados en  la adoración;  supremo, eterno, infinito, poderoso, misericordioso y compasivo, creador y proveedor, y que nada ni nadie se asemeja a Él. Para que esta creencia sea eficaz, requiere absoluta confianza y esperanza en Dios, sumisión a su voluntad y seguridad en Su ayuda.

2.  CREENCIA EN LOS ÁNGELES

Los musulmanes creemos en los ángeles de Dios. Son seres de luz y puramente espirituales, cuya naturaleza no precisa de comida, bebida o sueño. No sienten ninguna clase de deseo físico ni necesidad material. Dedica los días y las noches a la adoración de Dios. Existe una multitud de ellos y cada uno está encargado de un determinado deber.  Aunque no podemos ver a los ángeles a simple vista, ello no niega su existencia real. Hay muchas cosas en el mundo invisibles a nuestros ojos, o inaccesibles a los sentidos y sin embargo, creemos en su existencia. La creencia en los ángeles procede del principio islámico de que el saber y la verdad, no se limitan enteramente al conocimiento o la perfección sensoriales.Se menciona en el Corán: Lo que está en los cielos y en la tierra se prosterna ante Allah: todo animal y los ángeles. Y éstos sin altivez. Temen a su Señor, que está por encima de ellos, y hacen lo que se les ordena. (Corán 16:49-50) Suyos son quienes están en los cielos y en la tierra. Y quienes están junto a Él no se consideran demasiado altos para servirle, ni se cansan de ello.  Glorifican noche y día sin cesar. (Corán 21:19-20)

3.  CREENCIA EN TODAS LAS ESCRITURAS REVELADAS POR DIOS

Los musulmanes creemos en todas las escrituras y revelaciones de Dios. En el Sagrado Corán se hace referencia especial a los libros de Abraham, Moisés, David y Jesús. Pero mucho antes de la revelación del Sagrado Corán al profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones estén con él, algunos de estos libros y revelaciones se corrompieron y se perdieron con el pasar del tiempo, como es el caso del Evangelio y la Torah, otros fueron olvidados, abandonados o escondidos.El único libro auténtico y completo de Dios que existe hoy en día, es el Sagrado Corán. Para el musulmán no existen problemas de ese tipo. El Sagrado Corán está en sus manos completo y auténtico. No falta nada de él ni se espera nada más. Su autenticidad está fuera de dudas y ningún estudioso o pensador serio se ha aventurado a cuestionar su veracidad.El Sagrado Corán ha sido protegido por Dios mismo contra cualquier clase de corrupción. Por ese motivo, el Corán es la escritura que sirve de norma o criterio para juzgar todas las demás escrituras. Todo lo que esté de acuerdo con el Sagrado Corán es aceptado como verdad Divina y todo cuanto difiera con el Sagrado Corán es rechazado. Dios dice:“Por cierto que revelamos el Mensaje y que somos sus custodios” (Sagrado Corán15:9)  

4.  CREENCIA EN TODOS LOS MENSAJEROS ENVIADOS POR DIOS

Los musulmanes creemos en todos los enviados de Dios sin hacer distinción entre ellos. Todas las naciones a través de los tiempos tuvieron un mensajero enviado por Dios. Estos fueron grandes maestros del bien y auténticos paladines de la rectitud. Fueron elegidos por Dios para enseñar a la humanidad y entregarle Su mensaje divino. Fueron enviados en distintos momentos de la historia y todas las naciones conocidas tuvieron uno o varios enviados.El Sagrado Corán menciona por nombre a 25 mensajeros.  El musulmán cree en todos ellos y los acepta como enviados autorizados de Dios. Con excepción del profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Allah estén con él, todos fueron conocidos como mensajeros “nacionales” o locales.  Pero sus mensajes y religión, eran el mismo que el del Islam*, sumisión solamente a Dios sin asociarle otras divinidades.  Este mensaje, de una verdad auténtica y lógica, procedía solamente de Dios y para servir solamente un propósito, que es el conducir a la humanidad al camino recto.(*La palabra árabe Islam significa paz y sumisión de la voluntad del hombre a la voluntad de Dios) Todos los enviados fueron sin excepción mortales, seres humanos, portadores de revelaciones divinas y nombrados por Dios para llevar a cabo determinadas tareas. El profeta Muhammad, que la paz y bendiciones de Allah estén con él, se distingue entre ellos como el Último Mensajero y la gloria culminante de la cadena de profetas.   Algunos de los grandes enviados mencionados en el Corán son Nóe, Abraham, Ismael, Moisés, Jesús y Muhammad, que la paz esté con todos ellos.

El Corán manda por ello a los musulmanes decir:

“Creemos en Dios, y en cuanto nos ha sido revelado( El Corán), en lo que fue revelado a Abraham, a Ismael, a Isaac, a Jacob y a las doce tribus de Israel, y en que fue concedido a Moisés y a Jesús, y en lo que fue dado a los profetas por su Señor; no hacemos distingos entre ninguno de ellos y seguiremos consagrados a Él” (Corán 2:136) 

5.  CREENCIA EN EL DÍA DEL JUICIO FINAL Y EN LA VIDA DESPUÉS DE  LA MUERTE

Los musulmanes creemos en el Día del Juicio Final. Este mundo llegará a su fin algún día y los muertos resucitarán para someterse al juicio final equitativo. Todo cuanto hacemos en este mundo, cada intención que tenemos, cada movimiento que realizamos, todos los pensamientos que albergamos y todas las palabras que decimos están contados y conservados en registros exactos. Todo ello saldrá a la luz el Día del Juicio.Las personas que tengan buenos expedientes serán premiadas con generosidad y acogidas con calor a los cielos de Dios, y quienes tengan malos expedientes serán castigados y arrojados al infierno. Sólo Dios conoce la naturaleza real del cielo y el infierno y la descripción exacta de ambos. Existen en el Sagrado Corán y en las tradiciones del profeta  Muhammad, que la paz y bendiciones de Allah estén con él, referencias al cielo y al infierno.  Sin embargo el profeta también nos mencionó que en los cielos hay cosas que nadie ha visto jamás, ni ha oído, ni han sido concebidas por la mente. Ese es el día de la justicia en el que se liquidarán definitivamente todas las cuentas.Si alguien piensa ser lo bastante astuto para cometer impunemente malas obras, lo mismo que escapa a veces al castigo de las leyes mundanas; no podrá hacerlo así en el Día del Juicio. Será atrapado, indefenso, sin ningún abogado o asesor que le defienda. Todos los actos son visibles para Dios y contados por Sus ángeles. Del mismo modo, si alguna persona piadosa realiza buenas obras para agradar a Dios y no parecen obtener premio o reconocimiento en este mundo temporal, recibirán plena compensación y abundante retribución en ese Día. Se hará justicia absoluta con todos.

6.  CREENCIA EN EL DECRETO DIVINO O PREDESTINACIÓN (QADA WA AL-QADAR)

Los musulmanes creemos en el saber intemporal de Dios y en Su poder para planear y ejecutar Sus planes. Su conocimiento y poder están en acción en todo momento para mantener el orden en Su vasto dominio y conservar el control total sobre su creación. Hemos de tener una fe firme en Él y aceptar lo que hace, puesto que nuestro conocimiento es limitado y nuestro criterio se basa en consideraciones individuales o personales, mientras que el Suyo es ilimitado y planea en términos universales. Los musulmanes llaman a este artículo de fe “Qada” y “Qadar” que en otras palabras significa simplemente que el conocimiento intemporal de Dios prevé los sucesos y que éstos tienen lugar con arreglo al conocimiento exacto de Dios.

Los 6 Pilares de la Fe Islámica 4.50/5 (90.00%) 6 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *