La intención (ni’a) en el islam

Definición:

La intención es el propósito o el pensamiento que llega el uno dentro de hacer algo, y Allah recompensa dependiendo de ella, si es mala o buena. Por esta razón, la intención en el Islam es  muy importante y necesaria para la validez de todos los actos, sobre todos los actos obligatorios.

El profeta Muhammad (Salla Allahu Alaihi Wa Salam dice: “Ciertamente las obras dependen de las Intenciones, y cada hombre tendrá según su intención; así, aquel cuya emigración fue por Allah y su Mensajero, y aquel cuya emigración fue por conseguir algún beneficio mundanal o por tomar alguna mujer en matrimonio, su emigración fue para aquello por lo que emigró”.

Corregir nuestras intención:

Como se ha dicho, la intención es muy importante, por eso, debemos antes de hacer cualquier cosa, preguntarnos por qué lo vamos a hacer, porque puede que cuando lo hayamos pensado bien, descubrimos que nuestra intención era mala, o que lo que vamos a hacer está mal. Otra cosa, es cuando intentamos hacer algo por al’lah, y nuestra intención es hacerlo únicamente por Él, siempre nos saldrá más fácil, a pesar de los obstáculos que podamos encontrar en nuestro camino, y a pesar de los problemas que nos pueda causar, siempre seguiremos adelante, porque sabemos que cuando hacemos algo por Al’lah, saldremos ganando, y siempre habrá una recompensa esperándonos, aunque no hayamos logrado nuestro objetivo.

Aún si uno hace una acción y su intención es por Dios y además pone intención de realizar algo mundanal lícito, entonces reside recompensa por su acción, aunque no será tan grande como la de aquel que ha obrado únicamente por dios y su causa.

Cuando una persona bebe agua, seguro que habrá tenido sed para hacerlo. Pero si antes pone intención de que además de apagar su sed, que bebe para que pueda seguir con fuerzas para adorar a Allah y poder hacer cosas buenas por Él, tendrá su recompensa. En definitiva, en el Islam, cualquier acción que haga un musulmán, y ponga una intención de hacerlo por Allah, aunque salga beneficioso de ella, tendrá además recompensa de Allah, y Dios le bendecirá sus acciones. En el trabajo, en la vida matrimonial, en los estudios, cuando conduces, etc… si lo haces todo con la intención de hacerlo por Allah, siempre estarás adorando Allah y sirviéndole, y a eso se refiere cuando Allah dice en el Corán que :

No he creado a los genios y a los hombres sino para que Me sirvan.(Adh-dhariyat: 56)

Imaginemos dos hombres cantando juntos en un concierto, sobre el tema de Palestina, por ejemplo, estos dos hombres tienes dos intenciones diferentes, el primero lo hace para que la gente conozca la causa de Palestina, y que se reconozca el derecho de defenderse, y principalmente, por Allah, etc… El otro solo quiere que se le reconozca como un buen cantante, para que la gente diga: “qué voz tan bonita tiene este hombre”, etc… A quién creís que se le recompensará? bueno, claro que al primero, ¿no? Ha venido un hombre al Profeta Muhammad (Salla Allahu Alaihi Wa Salam, y le preguntó:” Oh mensajero de Al’lah, si alguien lucha por valentía, otro por arrogancia, y otro por ostentación, cuál de ellos es por causa de Al’lah, le respondió el mensajero Muhammad (Salla Allahu Alaihi Wa Salam: quien lucha para que la palabra de Al’lah sea la más alta es por causa de Al’lah”(Sahih Bujarí y Muslim).

Entonces para cualquier acción que se pueda hacer, si es por causa de Allah y por su palabra, Allah la recibirá con una recompensa, y las recompensas se multiplican por diez. Los musulmanes no debemos ignorar cualquier pensamiento, cualquier paso y cualquier instante, porque se  le preguntará en el día del juicio sobre todo esto, porqué lo hizo, y qué intentó hacer con ello. Por eso, un sabio decía: “yo siempre intento poner una intención a cualquier acción que haga, hasta en mi comida, bebida, y mi entrada al servicio (¡¡sí, hasta al entrar al cuarto de baño!!”), y todo aquello que me haga acercar a Allah, porque cada cosa que permite que nuestro cuerpo esté sano y esté bien, y nuestros corazones puros es de objetivo del islam, así que cada uno que come con intención de tener fuerzas para la adoración, o que haga relación matrimonial con su esposa para protegerse del pecado y complacer a su pareja y llegar a tener un hijo que adore a Allah después de él, se le recompensará por todo ello. Nunca debes ignorar nada de tus movimientos y palabras, y ajusta cuentas contigo mismo antes de que lo hagan y el día del juicio, y corrige tu intención antes de hacer lo que vas a hacer, y mira tú intención en lo que vas a dejar también“.

Allah recompensa por lo que intentas hacer, no por lo que has hecho:

Relató Yabir (que Allah esté complacido con él): Dijo el mensajero de Allah Muhammad (Salla Allahu Alaihi Wa Salam:”Habéis dejado en la medina hombres, que con cualquier río que habréis cruzado, o un camino en que habréis pasado, comparten con vosotros las recompensas, se les impidió salir la enfermedad“(el Sahih de al-bujarí y el de Muslim). En este Hadiz se entiende que cuando una persona quiere hacer algo, o intenta hacer algo que sea por causa de Al’lah -y cuando decimos algo, nos referimos a cualquier cosa, que sea lícita claro- y no ha podido hacerlo, se le recompensará igual.

Así, y con el hadiz anterior, podemos observar que Allah, efectivamente, recompensa por las intenciones, y no por los hechos. Dice Omar ibn Al-Khattab(el segundo kalifa del mensajero Muhammad (Salla Allahu Alaihi Wa Salam ):”Los mejores hechos son hacer lo que nos ordena Allah, y alejarse de lo que prohibí, y tener buena intención en lo que Allah el omnipotente tiene“. En otro Hadiz del mensajero Muhammad (Salla Allahu Alaihi Wa Salam dice: “cada hombre que tiene la costumbre de levantarse por la noche para rezar, y algún día no pudo hacerlo, se le recompensará igual, y el hecho de haberse quedado dormido, se le considera como una limosna de Allah para él“, también en algún otro hadiz dice: “La intención del hombre es mejor que sus acciones“.

Los compañeros del profeta fueron comerciantes de intenciones:

Todos, o casi todos, sabemos que en la época  del profeta, casi todos los compañeros de origen de Meca eran comerciantes, pues su mentalidad de aprovechar ocasiones les ayudó a ganar mucho con sólo sus intenciones. Sólo como ejemplo, el uno cuando quería ayunar, ayuna para: (1). hacer una Sunna, (2). acercarse a Allah, (3). sentir lo que sienten los necesitados, (4). tener más tiempo para hacer el bien, (5). vencer al Shaitán y al ego, (6). etc… Y así ganaban la recompensa de todas sus intenciones con sólo una acción, como si hubieran ayunado 5 o 6 días en el mismo día.

esto puede parecer un poco raro, pero no lo es, es la misericordia de Allah por hacernos llegar al cielo cerca de Él con facilidad, siempre nos pone las cosas lo más fácil posible, y como dijo el profeta Muhammad (Salla Allahu Alaihi Wa Salam : “todos entrarán al cielo salvo el que no quiere“, este hadiz significa que todo está en nuestras manos, nosotros lo convertimos en cosas fáciles o difíciles, pero Allah nunca nos pondrá algo que nos resulte difícil de hacer, Allah dice:”… Allah quiere hacéroslo fácil y no difícil…“. Y dice: “Allah no pide nada a nadie más allá de sus posibilidades. Lo que uno haya hecho redundará en su propio bien o en su propio mal

Así pues, lo mejor que debe hacer el uno es siempre intentar corregir sus intenciones y orientarlos hacia Allah, y siempre poner en sus ojos, que siempre si pone buena intención ante sus acciones, nunca hará nada Harán, y saldrá siempre con recompensas, y no  importa lo pequeña sea esta acción.

¡Señor! ¡No castigues nuestros olvidos o nuestras faltas! ¡Señor! ¡No nos impongas una carga como la que impusiste a quienes nos precedieron! ¡Señor! ¡No nos impongas más allá de nuestras fuerzas! ¡Y absuélvenos, perdónanos, apiádate de nosotros! ¡Tú eres nuestro Protector! ¡Auxílianos contra el pueblo infiel!

La intención (ni’a) en el islam 5.00/5 (100.00%) 1 vote

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *