La apostasía en el Islam

Discutiendo los temas más polémicos para los no musulmanes sobre las leyes islámicas, estudiaremos en este artículo la pena de muerte del “apóstata”, es decir, los que abandonan la fe islámica y entran en otra religión.

En el Islam, la libertad en su sentido general, está bien establecida y garantizada. En aquellos tiempos donde la gente se esclavizaba intelectual, política, social, religiosa, y económicamente, el Islam vino para establecer la libertad de creencia, libertad de expresión, libertad de pensamiento, libertad de criticar, etc.

El Islam prohíbe estrictamente, que la gente sea forzada para adoptar algún determinado credo o creencia, en particular, en cuestión de religión. Allah dice: “Y si tu Señor quisiera creerían todos los que están en la tierra. ¿Acaso puedes tú obligar a los hombres a que sean creyentes?”(Yunus 10:99). Este versículo fue revelado en Meca, en la era de la Medina, Allah reveló: “No hay coacción en la religión, pues ha quedado claro cuál es la buena dirección y cual el extravío.”(Al baqara 2:256).

Los eruditos en las ciencias islámicas se distinguen con dos opiniones distintas, los primeros confirman la pena de muerto como castigo, mientras los segundos no niegan.

Para empezar, en el Corán no existe ninguna referencia sobre un castigo mundanal contra el apóstata, sino lo contrario, y es establecer la libertad de adoptar la creencia que uno cree correcta, aunque sí hay muchas referencias sobre el castigo en el día del juicio.

En la sunna, es decir, la tradición profética, que es la segunda referencia para las leyes islámicas, hay varios hadices que hablan de matar a los que cambian su religión, pero los eruditos no se han puesto de acuerdo si es por el hecho de cambiar la religión en sí, o por si con su cambio, realiza otras actividades ilegales, que le pueden clasificar como traidor por ejemplo.

Todos los hadices que ordenan matar a un apóstata, siempre tenían otro motivo, como haber matado a un musulmán, o participar en guerras contra los musulmanes, por lo que la órden de matar, es por el hecho de combatir contra los musulmanes y no por el cambio de la religión.

Lo más fuerte en la sunna, es un hadiz que dice lo siguiente: “Matad a quien cambia su religión”.
Hay varias opiniones sobre este hadiz, que se resumen en tres:

  1. Sobre a qué se refiere con “Quien”, si también las mujeres o solo los hombre, algunos dicen solo los hombres, porque las mujeres no luchaban en las batallas.
  2. Sobre “Su religión”, si es de cualquier religión a cualquier otra religión, o solo del Islam a otra religión.
  3. Sobre “Matad”: Si es directamente sin dialogar o intentar aclarar las dudas que le hayan podido hacer que cambie su religión, o es que es posible estar dialogando con él para siempre sin límite de tiempo.

Según esto, está claro que la opinión sobre pena de muerte no es unánime, y existen muchas diferencias, y aquí entramos en lo que se llama “iytihad”, es decir opiniones de los eruditos, que tiene un nivel inferior en las legislaciones en general, y en el código penal especialmente. El hadiz es correcto pero no deja todas las posibles explicaciones.

Según el Sheij “Salim el Aoua”, el cambio de la religión, es considerado como un crimen, pero se deja a los responsables especificar el castigo.

La apostasía en el Islam
1.3 (25.38%) 26 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *